Historias top 2019, #6: Dale Earnhardt Jr y su accidente

Jim Utter

Aunque la carrera de Earnhardt ha quedado relegada últimamente a una aparición en Xfinity Series por temporada, sigue siendo una de las figuras más populares e icónicas de NASCAR, en particular por su continuo trabajo en la segunda mitad de cada temporada con NBC Sports.

En agosto, mientras el fin de semana de verano de NASCAR en Bristol (Tennessee) Motor Speedway comenzaba con las prácticas de la serie de camionetas y una carrera el jueves 15, se corrió la voz de que un avión propiedad de JR Motorsports se había estrellado en un aeropuerto cercano en Elizabethton, Tennessee.

El uso de aviones privados sigue siendo alto en NASCAR, con los pilotos, equipos y propietarios de equipos aprovechando sus beneficios sobre las menudo poco confiables aerolíneas comerciales.

Los detalles del incidente tardaron en salir a la luz, pero pronto quedó claro que era muy grave.

De acuerdo con el departamento del Sheriff del Condado de Carter (Tenn.), el Cessna Citation 680 de Earnhardt se salió del final de la pista de aterrizaje de 5,000 pies alrededor de las 3:38 p.m. ET, viajó alrededor de 200 pies a través de un campo de césped y luego se estrelló contra una cerca que rodeaba la propiedad del aeropuerto.

El combustible para aviones se derramó a través de la autopista, por la alcantarilla cercana y a través de la calle en un arroyo adyacente, y finalmente se incendió.

Los paramédicos llegaron a la escena "en minutos" y Earnhardt, su esposa, Amy, su hija menor, Isla, los dos pilotos y el perro de la familia ya estaban fuera del avión cuando arribaron a la escena.

"El avión se deslizaba hacia la carretera, ya estaba en llamas y el humo ondeaba", dijo el testigo Sissy Moody. "Tan pronto como se detuvo, un perro salió y supongo que era Dale con su bebé y luego su esposa y los dos pilotos estaban justo detrás de ellos”.

Earnhardt fue transportado al Centro Médico de Johnson City (Tenn.), donde fue tratado y dado de alta por lo que se describieron como "lesiones menores". Llegó a la pista horas más tarde, pero los ejecutivos de NBC Sports le dieron al piloto el fin de semana libre para que lo pasara con su familia después del accidente.

El alcance de las lesiones físicas de Earnhardt eran moretones e hinchazón en la parte baja de su espalda, pero admitió que en las semanas posteriores al accidente fue "una experiencia muy dura de atravesar".

"Trato de no pensar mucho en ello. Las cosas pasan por una razón. Uno trata de aprender de ello y seguir adelante", dijo. "Amo tanto a mi hija y disfruto estar a su alrededor y espero verla crecer y experimentar muchas cosas con ella de cara al futuro”.

Earnhardt se sintió lo suficientemente bien como para seguir con su único arranque en la Serie Xfinity en Darlington el 31 de agosto. Comenzó en el puesto 14 y terminó quinto en su primera aparición en una pista desde el accidente.

También lee:

Cómo la Fórmula E planea evitar la fuga de fabricantesVIDEO: Patricio O’Ward y su prueba secreta de F1 con Red BullLos 20 mejores pilotos de motociclismo 2019

Un informe preliminar de la Junta Nacional de Transporte y Seguridad determinó que después de no haber logrado "dar la vuelta" tras dos rebotes en la pista del Aeropuerto Municipal de Elizabethton, el jet de Earnhardt aterrizó por tercera vez con sólo 1.000 pies de pavimento restante.

El tren de aterrizaje principal derecho se derrumbó, y la sección externa del ala derecha contactó con la pista poco después del tercer aterrizaje. El informe final de la NTSB aún no ha sido publicado.

Earnhardt y su familia han pasado por varios incidentes aterradores y trágicos a lo largo de los años, la mayoría relacionados con la acción en la pista.

 

Qué leer a continuación