Las siete historias de Sergio Goycochea con Carlos Bilardo en el Mundial Italia 90

·5  min de lectura
Goycochea
Goycochea

Sergio Goycochea decidió compartir con sus seguidores de las redes sociales siete anécdotas de la Argentina en el Mundial de Italia en 1990, cuando la Selección era dirigida por Carlos Bilardo. El Goyco recordó momentos de los partidos ante Camerún, la Unión Soviética, Rumania, Brasil, Yugoslavia, el anfitrión y Alemania.

1- Camerún

La primera anécdota que el exarquero de la Selección argentina publicó fue la del debut en el Mundial ante Camerún. En ese encuentro, a la Argentina le tocó una derrota por 1 a 0. “Ese partido yo estaba en el banco y arrancamos perdiendo”, relató el conductor.

Oscar Ruggeri y la vuelta olímpica en México 86: “Uno de los momentos más importantes de mi vida”

Sobre ese instante, rememoró que Bilardo “caminaba de una punta a la otra” y todavía tenía “de cábala” los mismos zapatos que en el Mundial del ‘86. “Empezó a agarrarse la cabeza, cómo se agarraba, y decía ‘uy, perdimos este partido, uy, Pumpido, cómo se te escapó esa pelota’”, describió Goycochea.

“Y en toda esa locura, en un momento se me para a mí así adelante frente a frente, me mira y me dice: ‘Goyco, decime la verdad. ¿Se lo comió Pumpido o no se lo comió al gol?”, continuó el exfutbolista, quien explicó que tal anécdota demuestra la pasión con la que “el Doctor” vivía los partidos.

2- Unión Soviética

“Hoy le toca al segundo partido de aquella Copa del Mundo, el complicado choque contra la Unión Soviética en el que me tocó ingresar tras la muy dura lesión de quien era el arquero titular, Nery Pumpido”, adelantó sobre el segundo encuentro de la Selección argentina en el Mundial del ‘90.

Goyco habló de la “sorpresa” que significó la lesión de su colega y detalló que Bilardo buscaba hacer tiempo para que Pumpido se quede en la cancha la mayor cantidad de tiempo posible así él podía calentar para entrar a jugar.

“En ese momento, me cruzo con él. Él trataba de darme indicaciones, imagínense que él nervioso, yo nervioso por entrar, él nervioso por la situación, prácticamente era una película de Chaplin, una película muda”, siguió Goycochea sobre un partido muy importante para la Selección, dado que definía su continuidad en el Mundial. Argentina ganó 2-0.

Sergio Goycochea, uno de los símbolos de la selección argentina en el Mundial de Italia 90
Sergio Goycochea, uno de los símbolos de la selección argentina en el Mundial de Italia 90


Sergio Goycochea, uno de los símbolos de la selección argentina en el Mundial de Italia 90

3- Rumania

“Nos trasladamos al partido contra Rumania. Al momento en el que comenzó verdaderamente el mundial para mí y en el que recibí todo el apoyo de Carlos para mantenerme como arquero titular del Seleccionado hasta el final del torneo”, introdujo el Goyco sobre el encuentro que terminó con un empate por 1 a 1.

El exdeportista de ahora 57 años recordó que, por la lesión de Pumpido, la Selección podía sumar un arquero más a la lista. Entonces, el periodismo decía que quien llegue iba a ser el predilecto para quedarse en la cancha. Sin embargo, Bilardo lo llamó aparte y le dedicó: “Quedate tranquilo, preocupate solo por jugar que, llegue hasta donde llegue la Argentina, el titular vas a ser vos”.

4- Brasil

Ya clasificada a los octavos de final, la Selección lograría una hazaña histórica al ganarle por primera vez a Brasil en un Mundial. “Un partido que tuvo todos los ingredientes posibles, pero que nos encontró al final a todos abrazados”, describió Goycochea.

Lo que contó el exarquero es una anécdota después de la victoria ante Brasil, cuando encontró a Bilardo tirado en toalla agotado por el rival que la Argentina había enfrentado y habló de la presión que había sentido. “¡No se imaginan cómo quedó Carlos después de esa victoria!”, expresó el Goyco.

5- Yugoslavia

Y llegaron los penales con Yugoslavia en los cuartos de final. “Le había pedido a mi papá que grabe el banco de suplentes porque quería tener registro de que había estado en una Copa del Mundo”, contó el autor de las anécdotas.

En la definición por penales, erraron tanto Diego Maradona como Pedro Troglio y la presión sobre Goycochea subía cada vez más. Fue para él un momento muy “emocionante” y, según contó, la estrategia de Carlos fue que lo dejaran solo para que se pueda concentrar y pensar cómo atajar.

6- Italia

El partido contra el anfitrión es uno de los más recordados del mundial de Italia 90. Con otra definición por penales, el rol del Goyco fue clave para el triunfo de la Argentina.

Goyco
Mexsport


Goyco (Mexsport/)

Al recordar tal evento, Goycochea se puso la camiseta que usó aquel 3 de julio de 1990. “Una semifinal que se escribe así, con mayúsculas, porque creo que ninguno de nosotros se va a olvidar jamás de lo vivido esa noche en el mítico San Paolo”, escribió.

“El encuentro con Carlos fue impresionante porque estábamos esperando la charla técnica antes de salir para el estadio. Entró Carlos con su carpetita debajo del brazo, la apoyó, se plantó frente al grupo y dijo: ‘Si me dan bola a mí, este es el partido más fácil que tenemos’”, recordó el exarquero, quien explicó que Bilardo conocía muy bien Italia.

El llanto de Luka Modric por un gesto de sus compañeros de la selección de Croacia

7- Alemania

“Como digo siempre, más allá de las bajas con las que llegamos y de las decisiones polémicas del árbitro, la realidad es que fue un partido en el que estuvimos a la altura de lo que representa la camiseta de la Selección argentina”, introdujo Goycochea.

Sergio Goycochea y Carlos Bilardo, un encuentro en la casa del exentrenador del seleccionado argentino campeón del mundo
@okgoyko90


Sergio Goycochea y Carlos Bilardo, un encuentro en la casa del exentrenador del seleccionado argentino campeón del mundo (@okgoyko90/)

La final contra Alemania estaba “a la altura de la historia”, de acuerdo con el exfutbolista. Tras la derrota por el penal que pateó Andreas Brehme, Bilardo consolaba a Maradona y a los jugadores en general. Esto coronó al entrenador como, según apuntó el Goyco, “el padre que iba más allá del director técnico”.