Histórico: Florencia Chagas es la primera argentina elegida para jugar en la NBA femenina

José Luis Domínguez
·1  min de lectura
Florencia Chagas, en acción en el basquet italiano
Instagram

Con apenas 19 años, Florencia Chagas consiguió un logro histórico para el básquetbol femenino argentino: la bonaerense, que actualmente juega en Italia, fue elegida en el puesto 31 del draft de la WNBA -la versión femenina de la NBA- por Indiana Fever, una de las franquicias de la liga estadounidense.

Chagas, en principio, había decidido bajarse de la elección, pero volvió a colocar su nombre tras el pedido que recibió de parte de tres equipos para estar en la lista de jugadoras elegibles. New York Liberty y Connecticut Sun eran las otras franquicias que habían mostrado interés en la escolta argentina.

Chagas es hija de Oscar Chagas, conocido en el ámbito del básquet metropolitano como el Uruguayo, que en su época de jugador actuó en Los Indios de Moreno, Náutico Hacoaj, Alemn, Marcos Paz, Argentino de Castelar, Pilar y Defensores de Moreno.

La pequeña Flor empezó a jugar con los varones. Vale aclararlo: no hay problemas para formar equipos mixtos en las categorías más chicas. Eso se extendió hasta la Sub 13, cuando Chagas comenzó su desarrollo físico y ya no pudo compartir cancha y partidos con los chicos. Mientras, alternaba como jugadora de CASA de Padua con los varones y de Vélez con las mujeres.

En su aún breve carrera, Chagas se convirtió en la primera jugadora en un Mundial FIBA -Sub 17, en su caso- en alcanzar un triple doble. Eso sucedió en una inolvidable victoria de Argentina sobre España, en el Mundial de Minsk, Bielorrusia, en 2018. Chagas terminó aquel cotejo con 17 puntos (5/9 en dobles, 1/3 en triples y 4/8 en libres), 12 rebotes y 12 asistencias. Previamente se había lucido en otros torneos juveniles con Argentina.