Histórica actuación de Julio Urías en Juego 4 de la Serie Mundial

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 24 (EL UNIVERSAL).- Eran las 7:20 pm (tiempo del Centro de México), cuando Julio Urías hizo su primer lanzamiento en el Juego 4 entre los Dodgers de los Ángeles y los Rays de Tampa Bay.

En ese instante, el beisbol mexicano se paralizó para escribir un capítulo histórico en su largo andar y, especialmente, en su estrecha relación con las Grandes Ligas.

La labor de Urías frente a los Rays culminó luego de cuatro entradas y dos tercios, en las que recetó nueve ponches (nuevo récord mexicano) otorgó una base por bolas, permitió cuatro hits y dos carreras, gracias a sendos bambinazos de Randy Arozarena y Hunter Renfroe.

Además, la recta de 93 millas por hora que le tiró al cubano Yandy Díaz, primero al bat por Tampa Bay, lo consagró como el único pelotero nacido en México con participación en más de una edición del Clásico de Otoño (en 2018, enfrentó a los Red Sox).

El sinaloense, anunciado por el manager Dave Roberts desde que terminó el segundo partido del enfrentamiento, se convirtió en el cuarto pitcher tricolor en abrir un duelo de Serie Mundial.

Para el culichi, se trató de la aparición número 17 en postemporada, cifra que lo afianza como un 'veterano' de la Gran Carpa, a pesar de contar con 24 años de edad.

Incluso antes de saltar al diamante del Globe Life Field la noche del sábado, el zurdo ya había firmado unos Playoffs memorables, al alcanzar las seis victorias de por vida en dicha fase y superar así la marca (mexicana) de Fernando Valenzuela.