Hinojo y Ortega, revelación del Dakar y embajadores del raro síndrome 22q11

Agencia EFE

Riad, 11 ene (EFE).- Los españoles José Antonio Hinojo y Diego Ortega se han vuelto la revelación del Dakar 2020 en la categoría de los UTV (buggys ligeros) al mismo tiempo que quieren dar visibilidad al síndrome 22q11, una rara enfermedad de difícil diagnóstico que afecta a uno de cada 4.000 nacimientos en España.

Con Hinojo al volante y Ortega encargado de la navegación, la dupla española sorprendió a propios y extraños al situarse en la etapa 4 momentáneamente líderes por delante de campeones de esta categoría como el chileno Francisco 'Chaleco' López y el brasileño Reinaldo Varela, o el estadounidense Casie Curry, gran favorito.

"No esperábamos estar adelante tan pronto. El liderato tiene mérito, pero no es muy significativo. Quedan muchísimos kilómetros, hay muchísima gente en muy poco tiempo y cualquier día malo te deja muy atrás", comentó a Efe Hinojo, que el año pasado terminó octavo de la categoría con Xavier Blanco de copiloto.

"El año pasado vimos que ya teníamos ritmo, pero este año parece que nuestro buggy es más lento que los oficiales. Ellos son mucho más rápidos y en las zonas rápidas no se les puede atrapar", apuntó.

IMBATIBLES EN ILUSIÓN

Por eso que Hinojo y Ortega estén luchando rueda a rueda con los gigantes de esta categoría de reciente creación en el Dakar cobra todavía más mérito. Mientras los otros tienen un nutrido grupo de mecánicos y toda clase de repuestos, ellos tienen que andarse con pies de plomo para no cuidar mucho su vehículo.

"En equipo e infraestructura nos ganan por goleada, pero en ilusión. Todos estamos ilusionados por hacer un buen resultado. Si un español gana aquí sería genial", indicó Hinojo

José Antonio y Diego se conocieron el año pasado en el rally de Merzouga (Marruecos). Era la primera vez que Ortega hacía de copiloto y le salió muy bien.

"Hicieron una buena carrera. Era muy complicada en navegación. Cuando vi lo difícil que era y lo bien que lo había hecho, inmediatamente pensé que lo haría bien en el Dakar, porque en navegación del Merzouga es más complicada que la del Dakar", indicó Hinojo.

"Hablé con Diego, me dijo que sí y encantado", agregó el piloto, que para entrenar hicieron el Rally de Marruecos, la antesala del Dakar, donde acabaron segundos de los UTV.

DISFRUTANDO EL SUEÑO

Por eso, aunque sea de copiloto y sobre un quad, para Ortega "es un sueño cumplido" estar en el Dakar por primera vez, y además demostrando que puede competir con los mejores en etapas de difícil navegación.

"Estoy disfrutándolo día a día a pesar de que está siendo muy duro. Hay mucha navegación y etapas que se hacen muy largas aunque sean de 350 kilómetros.

"José Antonio es un piloto como la copa de un pino. Lo está haciendo fenomenal, y a mí se me está dando bien la navegación, a pesar de que es mi primer Dakar. He navegado bastante con el quad, he hecho varios Merzouga, el Rally de Marruecos y he entrenado bastante en el desierto", explicó Ortega.

LA MISIÓN DE CONCIENCIAR SOBRE EL 22Q

El copiloto ha involucrado también a Hinojo en su campaña por dar visibilidad al síndrome 22q11, muy complicado de diagnosticar hasta el momento por presentar un patrón de anomalías muy amplio y variado, producto de la pérdida de un fragmento del cromosoma 22.

Ortega explicó que lo hace para se conozca más esta enfermedad y así "ayudar a las familias afectadas por este síndrome, organizar charlas e involucrar a profesiones de la sanidad para que sigan investigando".

"Yo me sumo en todo a lo que pueda ayudar para dar visibilidad a ese problema y que se puedan encontrar soluciones para ello", apuntó Hinojo.

Con ese propósito benéfico buscan en principio alcanzar la meta del Dakar, que se celebra en Arabia Saudí del 5 al 17 de enero y tiene un recorrido de casi 8.000 kilómetros, entre ellos más de 5.000 cronometrados, válidos para la competición.

EL QUAD, SIGUIENTE PASO

"Me he encontrado con paisajes espectaculares que no me imaginaban que pudiesen existir en La Tierra. Parecen de otro planeta. Las ciudades son muy distintas a España, pero la gente es encantadora. Pensaba que iba a ser más distante. También nos hemos sentido muy seguros", contó Ortega.

El copiloto confesó que su siguiente sueño será competir en el Dakar con su quad. "Es un vehículo que me encanta. Siempre he cometido en él, llevo media vida montado en un cacharro de esos y cuando los quad de aquí se me van los ojos detrás".

"No sé si tendré posibilidades porque se necesita mucho presupuesto, pero lucharé por intentarlo", concluyó Ortega, antes de irse a dormir antes de una nueva etapa.

Fernando Gimeno

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación