Hinchas aguardan arribo de invitados a fiesta por 10 años de casado de Suárez

Agencia EFE

Punta del Este (Uruguay), 26 dic (EFE).- Niños y adultos, algunos con camisetas del Barcelona, de la selección argentina y con banderas uruguayas sobre los hombros, aguardan la llegada de sus ídolos al lugar donde este jueves el futbolista uruguayo Luis Suárez y su esposa, Sofía Balbi, celebrarán sus 10 años de matrimonio.

Expectantes por poder tomar una foto o conseguir un autógrafo de figuras como el actual Balón de Oro, el argentino Lionel Messi, o del brasileño Neymar, estrella del PSG, unas 50 personas arribaron temprano a la puerta del Hotel Fasano, a pocos kilómetros de Punta del Este, epicentro de la actividad social en el verano de Uruguay, según pudo comprobar Efe.

Más allá de estas figuras, anunciadas por la prensa local, los aficionados aún desconocen a quién más podrán ver, ya que la organización de la fiesta está rodeada de un gran secretismo que llevó a que no saliera a la luz la lista de invitados.

En el mencionado hotel, el delantero uruguayo y su esposa celebrarán su aniversario con un evento al que, según indicó la prensa local, acudirán unas 160 personas.

Los camareros y demás personal cercano a la fiesta tienen prohíbido el uso de teléfonos móviles o dirigirse a los invitados, según pudo saber Efe.

En los aledaños del hotel hay instalada una carpa para la prensa, donde se agolpan integrantes de más de 30 medios uruguayos y unos 10 argentinos, además de otros internacionales, como Efe.

A ella llegará la pareja para ser fotografiada una vez finalizada la celebración religiosa y hasta la que podrán acudir los invitados que así lo deseen.

La historia de Suárez y Balbi, quienes celebrarán sus diez años de casados, nació en la adolescencia de ambos y está plagada de encuentros y desencuentros.

Miembro de una familia numerosa, el delantero, que empezó trabajando de barrendero para ayudar a la complicada economía familiar, encontró en Sofía el motivo para huir de un entorno complicado y lo consiguió gracias al fútbol.

Con 15 años se enamoró de ella, que pertenece a una familia mejor situada que la de Suárez y que, en plena crisis económica uruguaya, tuvo que partir con los suyos a Castelldefels (Barcelona).

Desde entonces, Luis emprendió un viaje futbolístico para vivir más cerca de ella. Fichó por el Groningen y luego por el Ajax de Amsterdam.

Después fue en Anfield (con 82 goles en 133 partidos) donde explotó con el Liverpool, equipo del que pasó al Barcelona, donde es figura indiscutible.

Luis y Sofía tienen tres hijos: Delfina, nacida en 2010; Benjamín, en 2013; y Lautaro, en 2018. EFE

fa-sml-scr/cmm/sab

(foto) (vídeo)

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación