Un hincha expulsado por racismo les reclama 100 millones de dólares a Russell Westbrook y Utah Jazz

LA NACION
lanacion.com

Sucedió durante un partido y fue un momento incómodo. En marzo, un fanático de Utah Jazz intercambió algunas palabras subidas de tono con Russell Westbrook, cuando jugaba en Oklahoma City Thunder, y eso generó un gran revuelo en la NBA. El jugador asegura que el hincha le dijo "ponte de rodillas, que es como tienes que estar". Y la respuesta de Westbrook fue igual de intensa: "Te voy a joder, crees que estoy de vacaciones, pero no. Te voy a joder a tí y a tu novia". Este cruce resultó complicado para ambas partes porque el hombre de Oklahoma tuvo que pagar una multa de 25.000 dólares y Shane Kiesel, el fanático de Utah, fue expulsado de por vida del estadio. ¿Cómo sigue esta historia? El hincha en cuestión demanda a Westbrook y a los Jazz por unos 100 millones de dólares en concepto de indemnización por daños y perjuicios.

Según se supo, el aficionado le explicó a la prensa de Salt Lake City, que la demanda que presentó por unos 68 millones de dólares para él y unos 32 para su pareja, Jennifer Huff, que estaba con él en la tribuna en el momento del altercado con Westbrook, es porque lo que sucedió aquella noche le "arruinó su vida", ya que le hicieron temer por su seguridad, recibió amenazas, perdió su trabajo, su puesto en un curso de piloto, tuvo que cambiar de teléfono y vio cómo sus hijos eran acosados.

Tras aquella noche de marzo la propietaria de Utah Jazz, Gail Miller, se expresó mediante un comunicado: "Estoy extremadamente disgustada de que uno de nuestros seguidores haya ofendido no solo a un jugador que es un invitado en nuetro pabellón sino a mí personalmente, a mi familia, a nuestra organización, nuestra comunidad, nuestros jugadores y una afición que es la mejor de la NBA. Estas cosas no deberían suceder no somos una comunidad racista".

Según este hincha no agredía con comentarios racistas a Westbrook, sino que el jugador no escuchó bien o no supo interpretar lo que realmente estaba oyendo, básicamente una ironía sobre que el jugador tenía que cuidar las rodillas para salvar a su equipo, que no podía ganar sin él...

Los Jazz, ya explicaron que no ven ninguna base legal en este reclamo y que defenderán al caso. Tras aquella noche aparecieron tuits de Kiesel como "Tiene que volver al lugar del que procese", en referencia a Westbrook. Un mensaje acompañado por el lema de los seguidores de Trump (#MAGA).

Qué leer a continuación