Hinch admite que es justo "cuestionar" el título de la Serie Mundial ganado por los Astros

Agencia EFE
EFE

Houston (EE.UU.), 7 feb (EFE).- El exmanejador de los Astros de Houston, AJ Hinch, admitió por primera vez que entendía que se cuestionase si el título de la Serie Mundial conseguido por el equipo tejano en el 2017 pudo haber estado "contaminado" por el escándalo del robo de señales que le costó su despido.

"Es una pregunta justa", declaró Hinch en una entrevista con MLB Network. "Y creo que todos tendrán que sacar su propia conclusión".

Hinch y el gerente general Jeff Luhnow fueron suspendidos por una temporada por el comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, quien descubrió que los Astros utilizaron ilegalmente la electrónica para robar las señas de los receptores rivales durante la temporada del 2017 cuando ganaron el título de la Serie Mundial.

El dueño de los Astros, Jim Crane, tras conocer la suspensión impuesta por Manfred decidió el despido inmediato de Hinch y Luhnow, artífices de la reconstrucción del equipo.

En un extracto de una entrevista que será emitida este viernes por la noche, la primera declaración pública que ha hecho sobre el escándalo, Hinch defendió el talento de sus jugadores, pero dijo que la sede del club se encontraba en una posición en la que sus logros podrían estar viciados.

"Espero que con el tiempo se pruebe que no fue así", subrayó Hinch. "Pero entiendo la pregunta ... Desafortunadamente, abrimos esa puerta".

El informe de nueve páginas ofrecido por Manfred, el comisionado explicó que el engaño fue "impulsado por jugadores" y que Hinch no lo apoyó, pero también dijo que el expiloto de los Astros no compartió esa desaprobación con los profesionales de forma directa ni impuso su autoridad.

Hinch dijo que no estaba seguro de cuánto podría haber ayudado el robo de señales en el buen rendimiento que había tenido el equipo durante toda la temporada.

"Desafortunadamente, nadie puede realmente responder esa pregunta", reconoció Hinch, de 45 años. "No puedo determinar qué ventajas nos pudo dejar, que fue lo que realmente sucedió, o como hubiese sido de otra manera, pero si creo que el triunfo lo conseguimos por nosotros mismos".

Nada más ser despedido por Crane, Hinch se disculpó en un comunicado oficial, pero los jugadores de los Astros, que recibieron inmunidad y, por lo tanto, no fueron castigados como parte de la investigación de las Grandes Ligas, se han mostrado reacios a pedir disculpas.

Tan solo el exlanzador zurdo de los Astros, Dallas Keuchel, que jugó con los Astros hasta la temporada del 2018 y fue ganador del premio de Cy Youg de la Liga Americana, ahora con los Medias Blancas de Chicago, ha sido el que ha pedido "perdón" por lo sucedido y ha animado a sus excompañeros que también lo hagan.

Por su parte, Manfred, en la reunión de dueños equipos del béisbol, señaló que no estaba decepcionado porque ningún jugador de los Astros se había disculpado.

"Creo que no se debe juzgar porque aún no se sabe exactamente qué van a decir los jugadores de Houston", comentó Manfred, quien señaló que los entrenamientos de primavera son el momento y el mejor medio ambiente para que puedan mostrar su arrepentimiento por lo sucedido.E

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación