Hijo del Espectro y el reto de acabar con los clones de su personaje

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 8 (EL UNIVERSAL).- Ocho años de batallas le costaron al Hijo del Espectro Jr. enfundarse en el tradicional equipo que ahora porta. Mucho tiempo arrastrado por versiones que no lo personificaron con respeto.

"Mi padre me pidió que me preparara mucho y que si lo quería (el personaje) me iba a costar tenerlo, para demostrar por qué somos del legado de los Espectros", comparte en charla con EL UNIVERSAL.

"Durante mucho tiempo se prostituyó el personaje y mi plan era dignificarlo, que regresara a los sitios estelares, porque es icónico en la lucha libre mexicana".

El primer reto era que no lo vieran como una copia. No fue sencillo que lo tomaran en serio, que le dieran trabajo. "Muy difícil lidiar con los clones que había por todo el país, pero vamos logrando el objetivo". Y sí, al principio lo veían como "un Espectro más". Rodeado de muchos comentarios malos, la mejor manera de encarar eso fue demostrando que no se podía ver mejor el clon que él sobre el ring. "Ahora me comparan con mi padre pero todavía no le llego ni a los talones, vamos en ese proceso".

Su estampa, mejorada tras un cambio drástico en su físico, lo tienen de cara a proyectos como Federación Wrestling, promotora que lo integró a su evento de estreno en la Ciudad de México. "La pandemia fue un detonante, nos movió mucho las ideas, se vivieron momentos muy complicados y traté canalizarlos en cambios positivos, demostrar que verdaderamente soy un profesional. Es una empresa que viene apostando fuerte, con estrellas de México y del extranjero. Me toca estar en la Copa y voy a salir a ganarla, para eso me he preparado, para enfrentar a los mejores".

Vivir de la lucha libre es una realidad en su vida. Y ser un gladiador independiente, un reto aparte. "Tiene sus pros y contras e implica movernos, buscar opciones. Estar en una empresa te da un realce como luchador profesional. Siempre quise vivir de la lucha libre, tal vez al principio no me daba para eso, es un deporte que te exige mucho, es celoso. El mayor reto es estar lejos de tu familia, ahora tengo tres meses sin verlos, por ejemplo, son sacrificios que se deben hacer para lograr nuestros sueños".

Alcanzar cuadriláteros en Japón y Europa lo motivan, crecer en lo profesional. Ha logrado enfrentar a lo mejor en activo. "Mi mayor sueño cumplido fue enfrentar al señor Mil Máscaras, me sentí como niño, me llenó de emoción, fue algo impresionante. Hacer mancuerna con el señor Fuerza Guerrera, que era uno de mis ídolos, también me impactó".

El próximo 19 de junio, el reto será llegar lo más lejos posible en el torneo de la Copa Federación Wrestling, en el Lienzo Charro de Constituyentes.