Hernangómez pide paso en los Wolves: No me preocupaba, era cuestión de tiempo

Agencia EFE
·3  min de lectura

Redacción Deportes (EE.UU.), 6 ene (EFE).- Juancho Hernangómez firmó hoy su mejor partido en lo que va de temporada de la NBA, con 25 puntos y unos porcentajes excelentes de cara al aro, y aseguró a Efe que no le inquietaba no haber tenido mayor presencia hasta ahora en los Minnesota Timberwolves ya que necesitaba algo de adaptación.

"La verdad es que no he estado muy preocupado porque era cuestión de tiempo. Sigo trabajando de la misma forma, sigo yendo al gimnasio todos los días, tirando... Al final, es cuestión de que un día entren", dijo en la rueda de prensa posterior a la ajustada derrota de los Wolves frente a los Denver Nuggets (123-116).

El español no tuvo compasión de sus excompañeros de los Nuggets, donde jugó tres años y medio, y dio hoy un golpe en la mesa con 25 puntos (10 de 14 en tiros, 5 de 8 en triples) que le dejaron a solo 2 puntos de igualar su mejor marca en un partido desde que aterrizó en la NBA.

También logró 8 rebotes, repartió 2 asistencias, recuperó 2 balones, y puso un tapón en los 34 minutos que disputó.

Hernangómez comenzó la temporada con algunas dudas y pocas oportunidades en los Wolves, pero hoy salió por segundo partido consecutivo en el quinteto titular de los de Minnesota y solo en un primer cuarto fantástico ya había anotado 10 puntos con dos triples.

"No ha cambiado nada", dijo en relación a si había modificado algo de los primeros encuentros a estos en los que ya tiene más peso.

"Simplemente, los jugadores que llevábamos bastante tiempo sin jugar pues necesitábamos un poco más de tiempo. Cada día me he ido encontrando mejor desde que llegué al 'training camp' (la pretemporada). Y, bueno, siempre son un poco duros los comienzos después de ocho meses sin jugar", explicó aludiendo al parón obligado de la NBA la pasada temporada por el coronavirus.

La gran actuación de Hernangómez no impidió que los Wolves, que ahora tienen un balance de 2 victorias y 5 derrotas, cayeran finalmente ante los Nuggets pese a que dominaron en el marcador durante la mayor parte del encuentro.

"Tenemos que ser consistentes los 48 minutos", lamentó.

"Seguir con el plan de partido, seguir siendo agresivos en defensa, que eso nos ayuda en ataque a correr más. Al final, somos un equipo joven que tenemos que utilizar eso en nuestra ventaja", consideró.

Pero el ala-pívot prefirió mirar al horizonte y dejar atrás lo sucedido hoy.

"La NBA es así: cada dos días tienes partidos y hay que seguir. Cabeza arriba y a seguir trabajando, entrenando duro y poco a poco", argumentó.

Al margen del partido de hoy, Hernangómez se mostró encantado de representar a España en los Wolves junto a su compañero en la selección Ricky Rubio, con quien se proclamó campeón del Mundial de China de 2019.

"Jugar para Minnesota, encima con Ricky viniendo a casa otra vez, pues la verdad es que es un orgullo", dijo.

"Me da mucho, me ayuda mucho fuera de la cancha y en la cancha. Me encanta jugar con él. Ya nos conocíamos y habíamos jugado durante bastante tiempo en la selección. Y es un talentazo, un jugadorazo. Me ayuda después de los partidos, voy mucho a su casa a cenar... La verdad es que tener a Ricky es un auténtico privilegio", explicó.

(c) Agencia EFE