Hernández salvado por Diego Dreyfus

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 6 (EL UNIVERSAL).- Javier Hernández regresó tras un mes de lesión con el LA Galaxy y lo hizo con gol ante Seattle Sounders. En duelo que finalizó 1-1.

Con la confianza que le da la anotación, el delantero mexicano se animó a hablar sobre el momento que vive en la MLS y la importancia de su coach de vida, Diego Dreyfus.

"He tenido muchos factores que me han perjudicado, y más en el poder sacar lo mejor de mí, pero como ya lo vieron, estoy tomando decisiones con mayor responsabilidad".

"Todo mundo sabe con la persona que estoy trabajando emocionalmente y sigo trabajando con él (Diego Dreyfus) y ahora que hice el gol, ¿qué van a decir, no? Todo se ha desmedido, pero también es por mi falta de comunicación. Ahora hasta la gente dice que mi hijo no es mío", declaró en conferencia.

Considera que de no ser por Dreyfus, su carrera se hubiera ido a la "chingada". "Aunque todo se ve completamente negativo y de la 'chingada', es alguien que me ha ayudado a no echar a perder por completo mi carrera es Diego (Dreyfus). A veces nos dormimos y optamos por trabajar en automático".

Su anotación con el Galaxy fue celebrada al estilo de LeBron James con Los Ángeles Lakers y explicó el porqué lo hizo de esa manera. "Festejé así porque LeBron (James) es una persona a la cual admiro mucho. Me refleja mucha responsabilidad, y es algo que le estoy aprendiendo mucho y sé que puedo con esto".