Heredia brilla con grand slam, jonrón y seis remolcadas; lesión de Acuña Jr.

Agencia EFE
·4  min de lectura

Houston (EE.UU.), 19 abr (EFE).- Pocas veces un pelotero puede disfrutar de pegar dos cuadrangulares en un mismo partido y que uno de ellos sea grand slam, y la última de ellas la protagonizó el veterano toletero cubano Guillermo Heredia con su equipo de los Bravos de Atlanta.

La demostración de poder con el bate de Heredia le hizo merecedor a que su producción fuese también de seis carreras impulsadas y acabase la jornada del béisbol de las Grandes Ligas como el mejor latinoamericano.

Mientras que el receptor venezolano Salvador Pérez también fue clave en a victoria de su equipo al impulsar con vuelacercas las únicas dos carreras del partido que ganaron los Reales de Kansas City.

Heredia, de 30 años, conectó grand slam y un cuadrangular que lo catapultó al frente de la ofensiva de los Bravos que le dieron paliza de 13-4 a los Cachorros de Chicago, que siguen sin despegar en el comienzo de temporada.

Los dos batezos de Heredia en lo que va de temporada no se hicieron esperar, sino todo lo contrario, llegaron en el primer episodio del partido.

El cubano encontró los lanzamientos del abridor estelar de los Cachorros Kyle Hendricks y le botó la pelota 126 metros por todo lo alto del jardín central, llevando en el camino al antesalista Austin Riley, cuando se registraban dos outs en la pizarra.

En la sexta entrada conectó su gran slam por el jardín central, haciendo volar la pelota 386 pies.

Heredia castigó al relevo Ryan Tepera al botarle la pelota del campo, teniendo en circulación al receptor Travis d'Arnaud, al parador en corto Dansby Swanson y al antesalista Austin Riley.

De esta manera, Heredia, que se fue de 4-3, se hacía de una nueva marca personal en el béisbol de las Grandes Ligas.

El segunda base venezolano Ehire Adrianza (2) pegó batazo de vuelta completa en el primer episodio contra Hendricks, sin corredores por delante.

Los Bravos pegaron cuatro jonrones en la primera entrada por primera vez desde el 28 de mayo de 2003, ante Cincinnati, mientras que los Cachorros admitieron cuatro vuelacercas en un episodio por primera vez desde la séptima entrada del encuentro del 4 de julio de 2010, también ante los Rojos.

Pero la explosión ofensiva de los Bravos quedó ensombrecida por la lesión del jardinero estelar el joven jardinero venezolano Ronald Acuña Jr., el bateador más encendido del equipo, quien dejó el diamante en la cuarta entrada con molestias en los músculos abdominales.

La ausencia de Acuña por un periodo prolongado sería un duro golpe para Atlanta, que ha sufrido de varias lesiones en este inicio de campaña. El venezolano comenzó la jornada con .433 de bateo, siete cuadrangulares, 16 carreras impulsadas y 20 anotadas.

Su compatriota Pérez sacó la pelota fuera del parque para las únicas dos carreras del partido, que los Reales ganaron por blanqueada de 2-0 a los Azulejos de Toronto.

Pérez (5), que conectó una vez en cinco viajes a la caja de bateo, tuvo contacto con la pelota en la séptima entrada al cazar los lanzamientos del relevo T.J. Zeuch.

El venezolano mandó volar la pelota 147 metros por todo lo alto del jardín izquierdo, y llevando por delante en el camino al primera base dominicano Carlos Santana, sin que tampoco hubiese "outs" en la pizarra.

El receptor puertorriqueño Roberto Pérez también mostró el poder ofensivo y los Indios de Cleveland ganaron 6-3 a los Rojos de Cincinnati, en partido de interligas.

Pérez (3) sacó la pelota del campo llevando a dos corredores por delante que hicieron la diferencia al darle al pitcheo el apoyo que necesitaron de cara a dominar a la ofensiva de Cincinnati.

En el cuarto episodio Pérez mandó la pelota a la calle por todo lo alto del jardín central haciendo volar la pelota a más de 141 metros de distancia.

Con su jonrón, Pérez mandó a la registradora a su compatriota el guardabosques Eddie Rosario, y al parador en corto dominicano Amed Rosario.

El antesalista dominicano José Ramírez (4) también acabó la jornada con cuadrangular, un bambinazo solitario, sin corredores por delante, al cazar los lanzamientos del abridor Wade Miley, que no pudo superarlo.

El primera base Colin Moran pegó el doble que puso números finales en el décimo episodio y los Piratas de Pittsburgh derrotaron 6-5 a los Cerveceros de Milwaukee, para quienes el venezolano Avisail García aportó bambinazo de cuatro esquinas, sin que fuese suficiente a la hora de evitar la derrota.

Sobre el montículo, la victoria se la acreditó el cerrador dominicano Richard Rodríguez (1-0) en dos episodios de trabajo dominante que también hizo la diferencia.

Por los Cerveceros, García (3) conectó de cuatro esquinas en el tercer episodio en castigo a los envíos que le hacía el abridor Chad Kuhl al que le mandó la pelota por todo lo alto del jardín central.

Rubén Mantilla

(c) Agencia EFE