Henry Kissinger: un conflicto permanente entre Estados Unidos y China sería ‘catastrófico’

El presidente chino, Xi Jinping, se reúne con el exsecretario de estado de Estados Unidos, Henry Kissinger, en el Gran Salón del Pueblo de Pekín, China, el 8 de noviembre de 2018 (REUTERS / Thomas Peter / Pool).
El presidente chino, Xi Jinping, se reúne con el exsecretario de estado de Estados Unidos, Henry Kissinger, en el Gran Salón del Pueblo de Pekín, China, el 8 de noviembre de 2018 (REUTERS / Thomas Peter / Pool).

Henry Kissinger, exsecretario de estado y diplomático veterano, advierte que ni Estados Unidos ni China podrán dominarse el uno al otro y que los conflictos permanentes entre los dos países podrían ser peligrosos.

Al hablar en el Comité Nacional sobre las relaciones Estados Unidos-China el viernes a la noche, Kissinger, quien ayudó a reconstruir las relaciones chino-estadounidenses durante el gobierno de Nixon, dijo que las relaciones entre los dos países comenzaron a ser estratégicas  cuando ambos países estaban sometidos a la presión de la Unión Soviética y que ahora los estadounidenses tienen que cambiar de mentalidad en lo referido a una China en ascenso. 

“Ya no es posible pensar que una parte puede dominar a la otra. Así que aquellos países que solían ser excepcionales y únicos, tienen que acostumbrarse al hecho de que tienen un rival”, dijo Kissinger. “La competencia es permanente”.

Desde 2018, Washington y Pekín han estado inmersos en una guerra de aranceles siguiendo la lógica del ojo por ojo. Estados Unidos dice que quiere un campo de juego nivelado e impone aranceles sobre las importaciones para llevar a China a la mesa de negociación, mientras China ve que Estados Unidos está tratando en gran medida de contener su rápido crecimiento, lo que podría amenazar a la hegemonía económica mundial de Estados Unidos.

Aunque Kissinger dice creer que la disputa comercial concluirá “de forma positiva”, a sus 96 años, el experto en China advierte que las diferencias y conflictos entre ambos países son inevitables, a la luz de lo que nos muestra la historia.

“Puede que no haya un acuerdo completo. Lo imperativo es que ambos países entiendan que no se puede ganar un conflicto permanente entre ellos. Los resultados serán catastróficos si esto lleva a un conflicto permanente”, dijo. 

Kissinger, quien ha estado tratando con altos funcionarios chinos desde la década de 1970, señaló una diferencia fundamental entre la forma de pensar de Estados Unidos y China en lo referente a las negociaciones. 

“Somos muy pragmáticos... y creemos que la solución a estos problemas traerá una estabilidad permanente”, dijo. “Los chinos creen que ningún problema termina de resolverse y que cada solución solo es la llave para un nuevo conjunto de problemas”. 

Durante este año de negociaciones encabezado por el Representante Comercial Robert Lighthizer, Estados Unidos ha acusado a China de incumplir el trato que cerraron en mayo, pero la parte china lo negó diciendo que “no hay ningún acuerdo hasta que haya acuerdo”.

Kissinger se va a encontrar extraoficialmente con líderes de Pekín en unos días, antes de la firma largamente anunciada de la primera fase del acuerdo. Se espera que ambas partes alcancen un principio de acuerdo tras el apretón de manos en octubre, pero ahora las informaciones sugieren que podría demorarse más. Kissinger, conocido en Pekín como un “viejo amigo del pueblo chino”, también se reunió con el presidente chino, Xi Jinping, antes de la reunión entre Trump y Xi en la cumbre del G20 celebrada en Argentina en 2018.

“Ahora estamos en un período difícil. Confío en que los líderes de ambas partes se den cuenta de que el futuro del mundo depende de que ambas partes trabajen para encontrar soluciones permanentes y se las arreglen para evitar las dificultades”, dijo Kissinger.  

Krystal Hu

Qué leer a continuación