"Hematoma subdural": en qué consiste la afección por la que ha sido operado Maradona

LA NACION
·2  min de lectura

El resultado de la tomografía que cambió el rostro de todos. Diego Armando Maradona tenía una hematoma subdural por la que tuvo que ser operado de urgencia. Pese a ser ingresado por un supesto “bajón anímico”, lo cierto es que el crack argentino necesitó una cirujía con la que en principio no se contaba.

"Terminó la operación a @maradona y fue un éxito. Todo se dio tal cual estaba previsto. Diego está bien y en su habitación descansando". Eran las 22.40 de un martes agitado, traumático, uno más en la vida de Diego Maradona. El texto en Instagram fue publicado por Sebastián Sanchi, un periodista deportivo que se desempeña en el equipo de prensa del entrenador de Gimnasia desde hace cuatro años. La intervención sorpresiva por un hematoma subdural en su cabeza duró 45 minutos. Maradona superó otro serio obstáculo de su frágil salud.

"A Diego habría que festejarle los días en vez de los cumpleaños. Lo que le pasa a una persona en un año, a él le pasa en cuestión de horas", contó días atrás Fernando Signorini, histórico preparador físico de Maradona, en el marco del Congreso de Periodismo Deportivo de la Universidad Nacional de La Plata. Un rato más tarde, al entrenador de Gimnasia lo llevaron, casi a los empujones, para homenajearlo antes de un partido que no estaba en condiciones de dirigir. Días después, fue internado para hacerle un chequeo de rutina y al día siguiente fue operado.

Pero, ¿qué es un hematoma subdural?

Un hematoma subdural es la acumulación de sangre y de productos de descomposición de la sangre entre la corteza cerebral y la duramadre, que es la meninge exterior, una membrana que se encuentra adherida a la parte interior del cráneo.

Esta afección se desarrolla cuando las diminutas venas que corren entre la duramadre y la superficie del cerebro (venas emisarias) se rompen y dejan escapar sangre, generalmente como resultado de un traumatismo craneal. Luego se forma una acumulación de sangre sobre la superficie del cerebro generando una acumulación subdural crónica. En cada caso, se debe decidir si se trata de una afección que requiere intervención quirúrgica o no.

"En general, los hematomas subdurales de más de un centímetro de diámetro uno los supervisa más de cerca o los opera, depende de si dan síntomas o no. Hay que evaluarlos sobre el paciente. Suele recomendarse reposo de actividad física intensa. Si hubiera que operarlo, tal vez tendría que estar unas tres o cuatro semanas 'fuera de combate'", señaló hace unos meses Cristian Fuster, el neurocirujano que operó a Cristina Kirchner de la misma afección en octubre de 2013, luego de que fuera intervenido por este mismo cuadro el ministro de Salud, Ginés Gonzalez García, en mayo de este año.

Noticias relacionadas

Maradona es operado con éxito de edema en la cabeza

Dalma Maradona, sobre el ingreso hospitalario de su padre: "Por el bien de todos los chupasangre, que no le pase nada"

Por esto 'El Zar' del boxeo dejó TV Azteca por Televisa