Hawks, verdugos de Lakers con lesión de James; Sixers y Bucks, dominantes

Agencia EFE
·4  min de lectura

Houston (EE.UU.), 21 mar (EFE).- Los Hawks de Atlanta siguieron su racha triunfal con una victoria a domicilio sobre los actuales campeones de la NBA, los Angeles Lakers, quienes no solo perdieron el partido sino también a su alero estrella, LeBron James, con una esguince de tobillo en el pie derecho.

Otros dos equipos de la Conferencia Este, los Philadelphia Sixers y los Bucks de Milwaukee también se mostraron dominantes con sendas victorias.

El ala-pívot John Collins logró un doble-doble de 27 puntos y 16 rebotes, su mejor marca en lo que va de temporada, y los Hawks vencieron a domicilio 94-99 a los Lakers.

El conjunto de Atlanta logró su octava victoria consecutiva bajo el nuevo entrenador interino Nate McMillan, que todavía no conoce la derrota desde que se hizo cargo del equipo a principios de mes.

Los Hawks lograron su primera victoria como visitantes sobre los Lakers desde marzo de 2016 y colocaron su marca en 22-20 para compartir liderato en la División Sureste con los Miami Heat.

Mientras que los Lakers (28-14), que habían ganado sus cuatro partidos previos, cedieron el liderato de la División Pacífico, que vuelve a estar en poder de los Phoenix Suns (27-13), que descansaron, y el segundo puesto de la Conferencia Oeste.

Lo peor, sin embargo, fue ver cómo James, al final, mostró que también es humano, que no es indestructible y que el fantasma de la lesión tocó a su puerta, lo que le obligó a abandonar el partido cuando apenas había jugado ocho minutos, al sufrir una torcedura en la parte superior del tobillo derecho en el segundo cuarto del partido.

James intentaba asegurar una pelota suelta, y luchó con el alero de los Hawks, Solomon Hill, que cayó sobre su tobillo derecho y la estrella de los Lakers, de inmediato, se quedó tendido en el suelo mientras se retorcía con gestos de dolor.

Aunque se recuperó y continuó durante unos minutos más en el campo para anotar un triple, luego se fue y mientras salía por el túnel de vestuarios golpeó una silla con la mano como muestra de frustración.

Poco después de su salida, el equipo anunció que no volvería al partido. Las radiografías del tobillo lesionado fueron negativas, pero después de una resonancia magnética, los doctores diagnosticaron que James sufre un esguince en la parte superior del tobillo y estará fuera de juego indefinidamente.

Sin James en el campo, el líder de los Lakers fue el pívot reserva Montrezl Harrel, que aportó un doble-doble de 23 puntos y 11 rebotes, que no impidieron la derrota.

El alero Tobías Harris recuperó su mejor forma y con un doble-doble de 29 puntos, incluidos 23 en la primera mitad, 11 rebotes y ocho asistencias se encargó de guiar a los Sixers al triunfo cómodo de 129-105 ante los Kings de Sacramento.

El escolta Shake Milton surgió como factor sorpresa ganador al conseguir 28 puntos, mientras que el alero Danny Green llegó a los 18 tantos como tercer máximo encestador de los Sixers (29-13), que siguieron sin el pívot All-Star camerunés Joel Embiid, pero consolidan el liderato de la Conferencia Este.

Embiid se ha perdido cuatro partidos consecutivos por una lesión en la rodilla izquierda y se espera que vuelva a ser evaluado a finales de esta semana.

Mientras que el base titular, el australiano Ben Simmons, con molestias en las rodillas, que sintió durante la sesión de tiros a canasta de la mañana previa al partido, tampoco pudo jugar, al igual que el escolta Seth Curry, quien sufre un esguince en el tobillo izquierdo.

El ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo volvió a dar otra exhibición de poder y se acercó al triple-doble como responsable en el triunfo por 120-113 que lograron los Bucks frente a los Spurs de San Antonio, en el duelo de líderes de división.

Los de Milwaukee Bucks (27-14) ampliaron a seis triunfos seguidos su mejor racha ganadora en lo que va de temporada, que los consolida en el liderato de la División Central y también los acercó a medio juego del segundo lugar de la Conferencia Este que ahora ocupan los Brooklyn Nets (28-14), que tuvieron jornada de descanso.

Antetokounmpo consiguió 26 tantos, 15 asistencias -mejor marca de la temporada en esa faceta del juego-, y ocho rebotes como líder encestador de los Bucks.

Mientras, que el escolta Lonnie Walker IV acabó como el mejor en el ataque de los Spurs (21-19), que siguen líderes en la División Suroeste, tras anotar 31 puntos, incluidos cinco triples.

El entrenador Gregg Popovich, de los Spurs, sigue a un triunfo de alcanzar la marca de 1.300 desde que está en la NBA, que le unirá a los legendarios Don Nelson (1.335) y Lenny Wilkens (1.332) como los otros dos que lo lograron en la historia de la liga.

El pívot lituano Jonas Valanciunas tuvo doble-doble de 19 puntos y 15 rebotes que lo dejaron al frente del ataque de los Grizzlies de Memphis, que superaron 111-103 a los diezmados Warriors de Golden State.

(c) Agencia EFE