Gustavo Alfaro, entre el vaticinio de un Brasil campeón del mundo al cruce con la Argentina en cuartos

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Alfaro hará todo lo posible para que Ecuador derrote a la Argentina el sábado, por los cuartos de final de la Copa América 2021
AP Photo / Ricardo Mazalan

A Gustavo Alfaro le pasa con frecuencia. Su exceso de honestidad y su facilidad de palabra para expresar sus sentimientos otra vez lo dejaron expuesto. Pero el hombre prefiere no guardarse nada, aún en tiempos donde la mayoría de los protagonistas mide cada una de sus palabras en público .

Sus sinceros y grandilocuentes elogios a Tite, después del empate entre Ecuador y Brasil, seguramente hubieran ocurrido de la misma forma si no hubiera habido testigos. El DT argentino le hubiera pedido que no afloje, que su colega dignifica la profesión que los une y le pronosticaría que la verdeamarela será el próximo campeón del mundo si él resiste en su cargo. Luego, le hubiera dado el mismo y efusivo abrazo sentido. Y Tite se hubiera emocionado como lo hizo.

Lo que modificó la ecuación fue que una cámara de la transmisión oficial captó ese momento, al fin y al cabo sano y con valores profundos. La viralización de esas imágenes subtituladas provocaron que Alfaro sea consultado en la conferencia de prensa posterior y allí se explayara al respecto.

El debate acerca de si el ex entrenador estuvo bien o mal estuvo a la orden del día, y continúa hasta estas horas. Lo que sí parece incuestionable fue la espontaneidad de su accionar.

Pero de pronto, el destino le preparó un escenario quizás inesperado. La discreta tarea de Ecuador en el grupo A lo dejó al borde de la eliminación (lo estuvo el domingo, durante unos minutos), y se terminó clasificando con el cuarto y último boleto posible. Como peor de su zona deberá enfrentar al mejor de la otra.

Y allí aparece la selección argentina. Líder del Grupo A con 10 puntos sobre 12 posibles y con mucho hambre de gloria, potenciado por la presencia del mejor futbolista del mundo: Lionel Messi.

Messi ante Ecuador, en la Bombonera. El equipo de Alfaro complicó mucho a la Argentina, en el debut de ambos en las Eliminatorias.
Messi ante Ecuador, en la Bombonera. El equipo de Alfaro complicó mucho a la Argentina, en el debut de ambos en las Eliminatorias.


Messi ante Ecuador, en la Bombonera. El equipo de Alfaro complicó mucho a la Argentina, en el debut de ambos en las Eliminatorias.

“Enfrente vamos a tener al mejor equipo del otro grupo. Pero nosotros sabemos que tenemos un equipo que puede aspirar a competir. No nos tenemos que sentir menos que el rival, eso es lo que les digo siempre a los jugadores. Este empate con Brasil es una demostración de que podemos darle pelea al seleccionado que nos toque en cuartos de final”, dijo Alfaro el domingo, antes de confirmarse el cruce con el seleccionado del país donde nació.

Es más que lógico saber que el ex DT de Arsenal y Boca hará todo lo que esté a su alcance para que el equipo que conduce haga el sábado el mejor partido posible. El objetivo es claro: vencer a la albiceleste y meterse entre los cuatro mejores del continente.

Con un dato más, que puede influir de acuerdo a cómo se dé el desarrollo. En 1992, cuando Alfaro comenzó a transitar su camino como entrenador, Lionel Scaloni tenía 14 años...

Si bien no es el favorito, Ecuador tampoco será sencillo para la Argentina. Su posición en el grupo no se condice con su capacidad. De hecho, el conjunto Tricolor viene cumpliendo un muy buen papel en las Eliminatorias rumbo al Mundial del año próximo en Qatar (después de seis fechas se ubica en el tercer lugar, detrás de, precisamente, Brasil y la Argentina).

Alfaro patea un balón durante el partido entre Ecuador y Brasil
EVARISTO SA


Alfaro patea un balón durante el partido entre Ecuador y Brasil (EVARISTO SA/)

La conexión argentino-ecuatoriana

No es reciente, aunque en los últimos años ese lazo se fortaleció con proyectos que pretendieron devolverle el brillo a la Tri. La Copa América es un trofeo esquivo para Ecuador, al punto que apenas cuatro veces superó la etapa de grupos.

Como entrenador, Edgardo Bauza reescribió la historia con Liga Deportiva Universitaria de Quito, al punto de llevarlo hasta lo más alto de América en la Copa Libertadores. Carlos Alejandro Alfaro Moreno, luego de destacarse como goleador y referente se convirtió en presidente de Barcelona de Guayaquil.

Ahora, el DT Gustavo Alfaro es quien idealiza devolver a la Federación a una Copa del Mundo (algo que solo ocurrió en Brasil 2014). Y la Copa América es un examen para el plan que trazó el rafaelino, que, al menos hasta el momento, en 2021 no descubre el funcionamiento ni lo resultados que provocaron entusiasmo en el comienzo del ciclo.

Luego de la apretada derrota ante la Argentina, en el inicio del camino a Qatar 2022, le siguieron tres resultados positivos: triunfos frente a Uruguay y Colombia –con goleadas 4-2 y 6-1, respectivamente- y un éxito sobre Bolivia, en La Paz. El parate de las eliminatorias por la pandemia mundial de Covid-19 frenó el empuje y con la reanudación del programa asomaron las dudas: una caída previsible con Brasil (0-2) y el tropiezo con Perú (1-2, en Quito), que encendió las alarmas.

La Argentina se presenta como el nuevo desafío para recuperarse para Ecuador, que pasó de una eliminación concreta (cuando estaba perdiendo con Brasil el domingo) pasó a ser parte de los cuartos de final, gracias a su muy buena reacción y a la ayuda deportiva de Perú.

Curiosamente, todavía no pudo ganar: cayó con Colombia en el estreno y luego sumó tres empates, ante Venezuela, Perú y Brasil.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.