Guillermo Burdisso dejó atrás una arritmia, vuelve al fútbol después de siete meses y jugará en Lanús

LA NACION
lanacion.com

Tras superar una arritmia cardíaca, el defensor central fue anunciado como refuerzo granate.

El defensor central Guillermo Burdisso fue anunciado como el segundo refuerzo de Lanús. Para el futbolista de 31 años, nacido en Altos de Chipión (Córdoba) se trata de un regreso al fútbol profesional, del que estaba alejado hace siete meses. En junio de 2019 le habían detectado una arritmia cardíaca y, por esa razón, no pudo incorporarse a San Lorenzo. No actuó en todo el semestre, aunque siempre confió en que iba a volver. Así, y luego del pedido del entrenador granate Luis Zubeldía por un marcador central, Burdisso se sumará al equipo granate, que ya incorporó a Fernando Belluschi.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

"El tema es estar convencido de volver a jugar. Nunca hay que bajar los brazos", decía Burdisso en noviembre en una entrevista con LA NACION. "Voy a seguir peleando así me digan que no una, dos o tres veces", contaba entonces el zaguero, que había dejado Independiente para incorporarse al equipo de San Lorenzo que dirigía en ese momento Juan Antonio Pizzi. El problema físico del zaguero abortó la transferencia.

El comunicado de Lanús

La llegada de Burdisso, si es que se transforma en titular y líder de la defensa, podría alivianar la situación de Lautaro Valenti, el juvenil que se transformó en puntal de la defensa granate. El joven futbolista está citado por Fernando Batista para integrar la selección Sub 23 que disputará el Preolímpico de Colombia, pero su club se negó a cederlo. Lo consideran una pieza fundamental para el conjunto comandado por Zubeldía. Ante la escasez de jugadores confiables, y luego de la salida del brasileño Thiago Pagnussat (volvió a su país), el entrenador del equipo del Sur había pedido un nuevo zaguero. Burdisso llenará ese espacio.

Qué leer a continuación