Guido Pella: la diferencia entre perder y ganar, el elogio a Rublev y la frase sobre Djokovic y Nadal

LA NACION
·3  min de lectura

No era el favorito en los papeles, y tampoco lo ayudaban las sensaciones previas, con una cuarentena en Melbourne que, en su caso, duró más de lo esperado por formar parte de un vuelo con afectados por el Covid. Guido Pella se despidió temprano del Abierto de Australia, con una derrota por 6-3, 7-6 (7-5) y 7-5 frente al croata Borna Coric, 22° favorito del torneo. Antes del certamen, era una de las voces que se había alzado contra las restricciones; tras la eliminación, eligió el camino de la autocrítica y dejó algunas frases con su sello.

El zurdo fue consultado en la conferencia de prensa posterior sobre si esa larga espera lo afectó en su tenis, y en ese sentido explicó: "Es difícil de decirlo. El tenis tiene muchas sensaciones. Hay veces que venís mal y jugás bien, otras que llegás bien y jugás mal. Yo sentí que él hizo más méritos para ganar. Creo que Coric hizo un buen trabajo. Por ahí, si le ganaba el segundo set capaz el partido era diferente, pero al final del día, él hizo mejor las cosas".

Australian Open: Nadia Podoroska debutó con una sólida producción y ya está en la segunda ronda

"El tenis es extremadamente parejo, salvo con Djokovic o Nadal, que de 20 partidos te van a ganar los 20. En mi caso, perder como lo hice, por 6-3, 7-6 y 7-5, no me deja nada. Yo vengo a tratar de ganar, y la diferencia entre perder y ganar es abismal. Y para ganar hay que hacer mucho más mérito. Hoy no era que sólo tenía que ganar el segundo set, era hacer muchas más cosas. Fue ajustado el resultado, pero en el rendimiento todavía hay muchas coas por hacer. Más allá de que pueda decir que mi rendimiento fue aceptable, de ahí a ganar partidos todavía falta", analizó con rigor.

El resumen del partido

Pella, que es un buen devolvedor y contragolpeador, sufrió 23 aces de parte de Coric (el equivalente a casi seis games), y por allí estuvo parte de las claves de la derrota. "Acá, o sacás bien, o sacás mal. Este es un tipo de cancha en el que, si te sentís cómodo, te sentís increíble, vos sentís que el saque no te vuelve, pero si sacás mal te ponés más presión y ves que después tenés que hacer cada vez más, y eso en la cabeza de un jugador va sumando un montón. Él se dio cuenta de que el saque le iba a dar mucho rédito y lo fue aprovechando, y yo me fui sintiendo más incómodo. En una cancha rápida como esta, el que saca bien tiene ventaja. Y yo saqué mal", evaluó el número 44 del mundo.

En el balance de su paso por Australia, consideró: "Pasé por muchos estados de ánimo durante la cuarentena. Salir de un encierro (por el confinamiento) y tener que jugar contra (Andrey) Rublev (en la ATP Cup) fue lo peor que me podía haber tocado. Hoy no sé contra quién puede perder Rublev. No sé cómo una persona le puede pegar tan fuerte a todo y errar tan poco. Está en un gran momento, y debutar contra él fue lo peor que me pasó. Después, con Nishioka pude entrar más en ritmo, y el de hoy fue un partido casi igual, porque Coric sacó muy bien, pero te deja jugar, te deja armar los puntos, es inteligente".

Eliminado en los singles, Pella continuará en Melbourne en el torneo de dobles: jugará este miércoles por la noche junto al uruguayo Pablo Cuevas, frente a los australianos Matthew Ebden y John Patrick Smith.