El Último Guerrero confía en que la experiencia de su tercia

·1  min de lectura

Gabriel Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 13 (EL UNIVERSAL).- Aprendió de uno de los luchadores más colmilludos en la historia del pancracio mexicano, respondía al nombre de Daniel López, pero alcanzó fama de malechor como El Satánico. Así que el Último Guerrero sabe que arriba del ring se vale todo, para defender lo suyo.

"Estamos en pie de guerra, esperando la fecha para volver a subir al ring, esperar esa noche, a esos rivales que son unos jóvenes con mucha hambre de triunfo. Seguimos siendo los campeones, con una defensa en puerta, de cualquier lado estamos empatados, no hay mucha actividad como antes, estamos en las mismas condiciones y vamos a tratar de seguir en el trono", advirtió el líder de los Guerreros Laguneros.

La cita es el 26 de marzo en la Arena México, una función a puerta cerrada en la que expondrán los fajines ante los chavos Dinamita. "Somos un equipo donde se habla el mismo idioma, tenemos nuestras claves para poder llevar a cabo castigos. Es algo que nos ha dado muchos triunfos, porque el rival no sabe ni por dónde le va a llegar la patada, y lo vamos a llevar a cabo para salir con el triunfo otra vez".

A los retadores los conoce de sobra, fueron sus alumnos y les tienes varias sorpresas. "Les enseñé muchas cosas, pero yo sabía que algún día me los iba a encontrar, por eso no les mostré todo, hay cosas que me guardo".