El guatemalteco Vásquez vence; colombiano y ecuatoriano completan el podio

Agencia EFE
·2  min de lectura

Guatemala, 1 nov (EFE).- El guatemalteco Mardoqueo Vásquez ganó este domingo la sexagésima edición de la Vuelta a Guatemala, en la que el colombiano Santiago Ordóñez ocupó el segundo puesto y el ecuatoriano Byron Guamá completó el podio.

El corredor de Hino-One La Red, conocido como 'Súper Mardo', se impuso con comodidad a sus oponentes y completó el recorrido en 31 horas, 40 minutos y 44 segundos.

El colombiano Ordóñez, del Canel’s Pro Cycling mexicanos terminó a 5 minutos y 4 segundos del flamante campeón, y el ecuatoriano Byron Guamá terminó en el tercer puesto a 7:29.

La última etapa, que consistió en un circuito de 105 kilómetros en el Anillo Periférico de la Ciudad de Guatemala, la ganó el panameño Christofer Jurado, seleccionado de su país, que había cruzado segundo en la etapa inaugural que fue de Esquipulas (cerca de la frontera con Honduras) a Guastatoya, en el este del país centroamericano.

Jurado ganó, además, otras dos etapas a lo largo de la competencia de 1.205 kilómetros de recorrido en total.

En segundo y tercer puesto de la última jornada llegaron dos ecuatorianos David Pita y Byron Guamá, del equipo Best-PC Ecuador.

Pita se consagró como campeón de las metas volantes y su compatriota Guamá de la montaña.

'Súper Mardo', de 25 años, es el decimosexto guatemalteco que gana la vuelta de su país.

Oriundo de la aldea Chuatroj, en el departamento de Totonicapán (oeste), 'Súper Mardo' ascendió en la clasificación general de la sexagésima Vuelta a Guatemala día con día. Luchó palmo a palmo contra el panameño Roberto González en las primeras cuatro etapas.

Desde la quinta etapa tomó el mando de la competencia y aumentó su ventaja en las siguientes fracciones.

La Vuelta a Guatemala también fue condicionada por la pandemia de la covid-19.

Los organizadores crearon una "burbuja" para cada equipo, para impedir su contacto con el resto de competidores y con el público, que fue vedado de las salidas y llegadas de cada etapa.

Durante algunos pasajes, sin embargo, los aficionados se congregaron para acompañar el paso de los ciclistas, como al ingreso a la ciudad de Quetzaltenango (a unos 200 kilómetros al oeste de Ciudad de Guatemala) o en la dura cuesta de San Pablo La Laguna, en Sololá (oeste) donde, incluso, espectadores llegaron a impulsar a algunos competidores.

La covid-19 también pasó factura al evento con cancelaciones internacionales a última hora como la del Team Medellín de Colombia.

A los obstáculos para una mejor competencia se sumó la ya defectuosa red vial del país en muchos tramos y situaciones como la del pasado lunes, cuando una manifestación de militares retirados amenazó con suspender la tercera etapa, finalmente completada con una hora de retraso.

La edición 2019 de la Vuelta a Guatemala quedó en manos del ciclista Manuel Rodas, quien consolidó tres años de victorias para guatemaltecos desde el triunfo de un extranjero en 2016 con el costarricense Román Villalobos.

(c) Agencia EFE