Grosjean no quiere que se transmitan los mensajes de radio

Luke Smith
·2  min de lectura

Max Verstappen y Lando Norris sufrieron críticas por comentarios que vertieron en la radio del equipo sobre Lance Stroll durante el fin de semana del GP de Portugal en Portimao.

Norris se disculpó después de insultar a Lance Stroll tras un accidente en la carrera, mientras que Verstappen aceptó que "no fue correcto" usar un lenguaje ofensivo que provocó hasta quejas del gobierno de Mongolia.

La radio entre los coches y el muro de boxes se retransmite a través del servicio de streaming de la F1, F1 TV, y a menudo también se reproduce en las emisiones de la TV y circula en las redes sociales después de la carrera.

Motorsport.com le preguntó a Grosjean, presidente de la GPDA (Asociación de Pilotos de Grandes Premios, por sus siglas en inglés), si retransmitir las radios hacía más difícil que los pilotos dijeran lo que pensaban, y el francés cuestionó si todos los mensajes deben publicarse.

"Lo primero es lo primero, ¿por qué se retransmite?", dijo Grosjean. "El cockpit y la radio de tu equipo son tu propio entorno, y no me gusta que se emitan mensajes de radio".

"Imagina si estuvieras transmitiendo lo que pasa en el campo de fútbol. Creo que sería más controvertido y colorido. No siempre puedes decir lo que piensas. Tienes que respetar a la gente. No somos perfectos en esto, y yo no lo soy. Estoy lejos de ser perfecto en ello".

También lee:

Pérez o Hulkenberg: ¿Cuál es la mejor opción para Red Bull? La mayor participación de Mercedes en Aston no afectará a los equipos Wolff: los títulos pasaron factura a todos en Mercedes

"Pero también hay que tener en cuenta que conducimos un coche a 330 km/h, llevándolo al límite, y sabiendo que hay un riesgo implícito. No es como si estuviera sentado en mi sofá, tomando un buen vaso de vino tinto, y comentando lo que pasa desde fuera, donde todo parece bastante fácil".

Norris también se disculpó por los comentarios sobre Lewis Hamilton tras su récord de victorias en el GP de Portugal, diciendo que el piloto de Mercedes sólo tenía otros dos coches a los que batir.

Esto llevó a algunas preguntas sobre la libertad que los pilotos de F1 tenían a la hora de hacer comentarios, y Grosjean reconoció que no era posible ser completamente sincero.

"Desearía poder ser completamente transparente y desearía poder ser tan directo como lo soy en la vida normal", dijo Grosjean.

"Pero en el mundo en que vivimos, siempre tenemos que ser cuidadosos en lo que decimos o en cómo lo decimos. Creo que así es la sociedad de hoy en día".