El Granada sólo tiene dos futbolistas disponibles para entrenar

Agencia EFE
·2  min de lectura

Granada, 10 nov (EFE).- El centrocampista francés Maxime Gonalons y el medio camerunés Yan Eteki son los dos únicos futbolistas que actualmente tiene el Granada en plenitud de condiciones físicas para poder entrenar, ya que el resto de jugadores de su primera plantilla se encuentran con sus selecciones nacionales, con diferentes problemas físicos o confinados en sus domicilios.

En los próximos días se podrán unir a ellos el extremo brasileño Robert Kenedy y los atacantes Jorge Molina y Roberto Soldado, que participaron en el partido ante el Real Sociedad pese a arrastrar diferentes problemas físicos tras obligar LaLiga a los andaluces a jugar el encuentro y que aún se encuentran tocados.

Continúan lesionados desde hace semanas el medio Ramon Azeez y los defensas Víctor Díaz, Joaquín Marín 'Quini' y el colombiano Neyder Lozano, aunque la vuelta al grupo de los tres primeros ya está cercana.

Hay diez futbolistas que hasta el próximo domingo, como mínimo, tendrán que estar confinados y que encabezan el defensa Jesús Vallejo y el atacante Antonio Puertas, ambos tras dar positivo en covid-19.

Los otros ocho, que ya faltaron al choque ante la Real Sociedad, se encuentran en sus domicilios siguiendo el protocolo de LaLiga tras viajar a Chipre la pasada semana para el partido de la Liga Europa ante el Omonia Nicosia y sólo podrán volver al trabajo el lunes si el mismo domingo dan negativo en un test pcr de coronavirus.

Son el meta Aarón Escandell, los defensas, Germán Sánchez, Carlos Neva y el francés Dimitri Foulquier, los medios Ángel Montoro, Luis Milla y Fede Vico, y el atacante Alberto Soro.

Completan el listado de ausentes los seis futbolistas del Granada que se han marchado con sus selecciones: el defensa Nehuén Pérez con Argentina, el atacante Darwin Machís y el medio Yangel Herrera con Venezuela, el meta Rui Silva y el central Domingos Duarte con Portugal, y el delantero Luis Suárez con Colombia.

Todos los miembros del cuerpo técnico rojiblanco, salvo el entrenador de porteros Juan Carlos Fernández, también tendrán que estar confinados hasta que superen el coronavirus los que están infectados, como el entrenador Diego Martínez, o den el domingo un resultado negativo en su test PCR.

Todo esto provoca que el Granada no podrá comenzar como mínimo hasta el próximo lunes a preparar de una forma que se acerca a la normalidad su siguiente partido de LaLiga Santander, que le medirá el domingo 22 de noviembre al Valladolid en el Estadio Nuevo Los Cármenes.

(c) Agencia EFE