"Gracias negrito". Edinson Cavani recibió una multa de 100.000 libras y tres partidos de suspensión

LA NACION
·2  min de lectura

En una decisión insólita, la Federación inglesa de fútbol sancionó al uruguayo Edinson Cavani con una suspensión de tres partidos y una multa de 100.000 libras por haber escrito en su cuenta de Instagram un afectuoso saludo a su compañero.

El delantero uruguayo, de 33 años, se perderá los tres próximos partidos del Manchester United, después de publicar un mensaje en Instagram tras la victoria por 3-2 ante Southampton en noviembre, en el que marcó dos goles, llamando "negrito" a un amigo, algo que se considera ofensivo en Inglaterra.

Cavani borró la publicación y pidió disculpas, pero la Federación Inglesa continuó con la investigación.

El Manchester United se desligó de su jugador, y explicó que, "a pesar de su sincera creencia de que simplemente estaba enviando un afectuoso agradecimiento en respuesta a un mensaje de felicitación de un amigo cercano, optamos por no impugnar el cargo a Cavani por respeto y solidaridad con la FA y la lucha contra el racismo en el fútbol".

"Lo último que quería hacer era ofender a nadie. Me opongo completamente al racismo y eliminé el mensaje tan pronto como se explicó que se puede interpretar de otra manera. Me gustaría disculparme sinceramente por esto", afirmó el futbolista uruguayo, que se perderá los partidos ante Aston Villa, Manchester City y Watford.

Cavani deberá, además, completar un curso presencial después de admitir que violó las normas de la FA. La entidad consideró que el comentario fue "insultante, abusivo, impropio y le da mala reputación al fútbol" además de ser tomado como una "falta agravada" porque "incluyó una referencia, ya sea expresa o implícita, de color y/o raza y/o origen étnico".

El exdelantero de Paris Saint-Germain, que se sumó al United como agente libre en octubre pasado, de antemano ofreció una disculpa que no fue suficiente para evitar la sanción. "Cavani no era consciente de que sus palabras podrían ser malinterpretadas y él se disculpó sinceramente por el mensaje y a todos que se hayan ofendido'', destacó el United.

"Pese a su honesta creencia de que que simplemente le estaba enviando un afectivo agradecimiento en respuesta a un mensaje de felicitaciones de un amigo cercano, él ha decidido no responder a la acusación por respeto a la FA, y en solidaridad con el combate contra el racismo en el fútbol", finalizó el comunicado del Manchester United.