El GP de Catar de MotoGP exige información previa a los aficionados de Japón e Italia

Agencia EFE
EFE

Madrid, 28 feb (EFE).- El Gran Premio de Catar de MotoGP, que abrirá la temporada el próximo 8 de marzo, mantiene su programación sin alteraciones, aunque la organización y ante la propagación del coronavirus las autoridades cataríes exigirán información previa a las personas que acudan al mismo en vuelos directos desde Italia o Japón.

La empresa organizadora del Mundial de MotoGP, Dorna, ha solicitado que todos los aficionados que lleguen a Doha con procedencia directa de estos países deben remitir lo antes posible por correo electrónico -a la cuenta logistics@dorna.com- sus datos personales, nombre y pasaporte, así como las fechas de salida y aterrizaje de sus vuelos, junto al número de los mismos.

"Dorna ha acordado estas medidas con las autoridades locales para minimizar la alteración y las inconveniencias para quienes se desplacen al Gran Premio procedentes de Italia y Japón. Esta información facilitará su entrada a Catar", señaló la compañía en un comunicado.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

En el mismo precisó que los pasajeros que formen parte de esa lista "simplemente pasarán un control de temperatura y en caso de que esté fuera del rango normal serán trasladados a un hospital donde permanecerán como máximo 48 horas si no están infectados con coronavirus".

"Recomendamos que todos los participantes que ya están en Catar permanezcan allí hasta el Gran Premio. La posición de la Federación Internacional de Motociclismo y de Dorna se mantiene inalterable. El Gran Premio, y los eventos subsecuentes, procederán con normalidad", agregó Dorna, que recordó que el gobierno de Catar ya ha tomado medidas en relación a las personas de llegan a Doha desde distintos países.

Los procedentes de Corea del Sur, Irán y China son sometidos a una cuarentena de catorce días. Quienes llegan desde Italia, Malasia, Tailandia, Taiwán, Hong Kong, Singapur, Japón y Macao deben pasar un reconocimiento médico en el mismo aeropuerto.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación