Golf. Justin Thomas vuelve al triunfo tras un comienzo de año difícil y se emocionó en el festejo

Alejo Miranda
·4  min de lectura
Justin Thomas sostiene el trofeo The Players Championship
John Raoux

Sólo perdió la compostura cuando le preguntaron por su abuelo recientemente fallecido. Para entonces, Justin Thomas ya tenía el trofeo del Players Championship en el bolsillo luego de una última vuelta impoluta. El norteamericano se repuso de un inicio de año complicado y dio un paso más hacia su destino de gloria al conquistar el certamen más importante de la gira regular del PGA Tour.

En enero, en plena disputa del Sentry Tournament of Champions en Hawaii, Justin Thomas se insultó a sí mismo utilizando un improperio homofóbico, lo que le costó el rechazo generalizado y la baja de uno de sus principales patrocinadores, Ralph Lauren Corporation. Un mes atrás, sufrió la perdida de su abuelo Paul Thomas, ex golfista profesional y gran influencia en su carrera.

Ángel Di María, obligado a dejar la cancha por un robo en su casa

“Ojalá pudiera hablar con él. Sé que me está mirando”, dijo entre lágrimas minutos después de vencer a Lee Westwood y Bryson DeChambeau, que habían salido con ventaja la última vuelta. Sin embargo, Thomas se encendió con una seguidilla de birdie-birdie-águila-birdie entre los hoyos 9 y 12 para asaltar la punta y no volver a mirar atrás. El norteamericano se impuso con vueltas de 71-71-64-68 (-14) y se llevó un cheque de 2,7 millones de dólares.

Justin Thomas en el hoyo 15 durante The Players Championship
Gerald Herbert


Justin Thomas en el hoyo 15 durante The Players Championship (Gerald Herbert/)

“Fueron dos meses difíciles. Perder a mi abuelo fue terrible, situaciones fuera del campo de golf, y encima no estaba jugando nada bien. Me demandó mucho mentalmente. Sabía que tenía que superarlo. Es enorme haber ganado esta semana, un torneo tan importante, de nuevo con público, lo que es un desafío mental, físico y emocional. Estoy orgulloso”, reconoció Thomas.

Murió Marvin Hagler, un señor campeón de una época inolvidable de los medianos

El certamen contó con la mayor asistencia de público habilitado desde que, exactamente un año atrás, el Players Championship se suspendiera en pleno desarrollo por la explosión de coronavirus que paralizó el golf por tres meses. Entre los 10.000 espectadores (25% de lo normal) estaban sus padres, Jani y Mike Thomas, también ex golfista profesional. “Mi familia ha sido un sostén fundamental. Este juego te puede hacer sentir que estás en un agujero negro cuando en realidad no lo estás, y es muy importante tener ese sostén cuando uno está en un lugar oscuro”.

Con la victoria en el denominado quinto major, uno de los certámenes preferidos por los profesionales en el impactante TPC Sawgrass, Thomas se convirtió en el segundo jugador en ganar un major (el PGA Championship de 2017), la FedEx Cup, The Players Championship y 10 títulos del PGA Tour (ayer llegó a 14) antes de los 28 años. El primero había sido Tiger Woods, que le guarda un aprecio especial a Thomas. “Parte de mí desea que hubiera estado acá, así se lo podría refregar en la cara”, bromeó el campeón. “Es un triunfo muy especial. Un trofeo que quería ganar. Traté de mantener la paciencia, ponerme en posición y aferrarme a ello.”

Justin Thomas festeja luego de un putt en el hoyo 17
John Raoux


Justin Thomas festeja luego de un putt en el hoyo 17 (John Raoux/)

La definición parecía estar reservada a Lee Westwood y Bryson DeChambeau, que salieron en el último grupo luego de dirimir el Arnorld Palmer Invitational siete días atrás. Sin embargo, los dos empezaron nerviosos. El inglés cortó una racha de 45 hoyos seguidos sin bogeys en el 2 y el norteamericano hizo un socket en el 4 que le costó un doble-bogey; firmó 71 terminó igualado en la tercera posición con Brian Harman (-12) .

Después de esa gran seguidilla del 9 al 12, Thomas hizo bogey el 14 (tres putts) y minutos después Westwood lo igualó en la punta con un birdie en el mismo hoyo. No obstante, recuperó la punta en el par-5 del 16 y se aseguró el título cuando el inglés subió el par-3 del green isla del 17.

Por segunda semana consecutiva Westwood, de 47 años, termina segundo (-13) luego de desperdiciar el liderato tras 54 hoyos. Una deuda pendiente que se prolonga a los majors: en el Masters 2010 y en el Open Championship de 2013 falló ante instancias similares; doce veces fue top 5, aunque nunca ganó. ¿Tendrá más oportunidades?

La vitrina de Justin Thomas, en cambio, todavía conserva lugar para grandes títulos.