Mendilibar: "No me vale entrenar bien para luego no competir bien"

Agencia EFE
·2  min de lectura

Madrid, 18 abr (EFE).- José Luis Mendilibar, entrenador del Eibar, expresó este domingo, tras la derrota 5-0 contra el Atlético de Madrid, que su equipo demostró que "mentalmente" es "débil" con el 1-0 en contra y remarcó que la permanencia está en su "mano", pero advirtió de que no le "vale entrenar bien y no competir bien".

"Hemos demostrado que mentalmente somos débiles. Los 40 primeros minutos han sido buenos, serios, tampoco nos han hecho ocasiones, hemos hecho un par de internadas y el gol ese en la salida de un córner nos hace estar pensando más en el gol que hemos recibido que lo que tenemos que hacer después", repasó en la rueda de prensa.

"Al minuto nos hacen el 2-0 y ahí casi se termina el partido. Luego ellos siguen compitiendo, mejor, más cómodos, más tranquilos, porque nosotros dejamos de dar la vara y bajamos los brazos. Eso es un poco mental. Nos ha pasado casi toda la temporada. En el momento que nos hacen un gol bajamos los brazos, pero quizá hoy ha sido más que otras veces. El inicio del segundo tiempo ha sido muy malo, en el sentido de no estar puestos. No hay nada que decir al resultado", señaló.

"Llevamos 14 jornadas sin ganar y resulta que llevamos bastante tiempo en los cuatro puntos de diferencia con respecto a la salvación. Eso quiere decir que está en nuestras manos, pero está en nuestras manos haciendo las cosas bien nosotros, fortaleciéndonos y pensar que cuando salgamos al terreno de juego tenemos que ganar nosotros, que no nos lo va a regalar nadie", valoró.

Y apuntó: "Es la primera vez que nos meten más de dos goles de diferencia. Hoy ha sido una bajada mental, no de brazos, después del 1-0. Todo depende de nosotros. No me vale entrenar bien para luego no competir bien. Tenemos que competir bien".

El próximo jueves visita al Granada, a falta de siete jornadas. "Siempre se dice que cuando recibes un varapalo cuando pierdes, que pase todo rápido. Igual nos viene hasta mejor jugar lo más rápido posible y pensar sólo en lo que viene, no en lo que hemos dejado atrás. Sabemos que si vamos a Los Cármenes como hemos venido aquí y que por un sopapo en la cara nos venimos abajo no tenemos nada que hacer. Si recibimos un sopapo, poner la otra mejilla y ser más fuertes, pero no bajar los brazos", dijo.

(c) Agencia EFE