Goleadores en la fiesta grande, especie codiciada

·1  min de lectura

Daniel Blumrosen J.

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 4 (EL UNIVERSAL).- Uno de los clichés favoritos en el balompié mexicano reza que la Liguilla "es otro torneo", en el que los puntos no importan, sino los goles, por lo que aquellos que tienen la capacidad de dinamitar las áreas rivales se convierten en la especie más preciada por cualquiera.

En este medio siglo de las fases finales, hay hombres que subieron su nombre a la marquesina de la gloria en diversas ocasiones, porque su principal característica era marcar la diferencia a la hora cero.

Ninguno como José Cardozo. El paraguayo es, hasta ahora, el máximo realizador en la historia de la Fiesta Grande, con 43 festejos, todos bajo la escarlata elástica del Toluca.

A tres goles del guaraní se quedó Jared Borgetti, cuyo olfato goleador es parte fundamental en la historia de las fases finales. "El Zorro del Desierto" repartió así sus 40: 30 con el Santos, cuatro en el Monterrey, tres para el Cruz Azul, dos en el Morelia y uno en el Puebla.

Alberto García Aspe ocupa el tercer puesto, con 28 festejos. El zurdo marcó 12 con el Necaxa, 10 para los Pumas, cinco en La Franja y uno con el América.

El cuarto lugar (25) tiene triple empate: Luis Roberto Alves "Zaguinho", Carlos Hermosillo y André-Pierre Gignac, quien podría superarlos si marca el sábado frente al Atlas, dentro de la reclasificación.