Gol de Suárez en el último suspiro deja al Atlético a las puertas de La Liga; Real Madrid sigue vivo

·2  min de lectura
Hinchas del Atlético de Madrid celebran tras la victoria por La Liga ante el Osasuna al exterior del estadio Wanda Metropolitano, Madrid, España.

MADRID (Reuters) - El Atlético de Madrid dio un paso de gigante para ganar La Liga en circunstancias dramáticas, ya que tuvo que remontar para ganar por 2-1 al Osasuna el domingo, gracias a un gol de Luis Suárez en los minutos finales.

Los rojiblancos dominaron el encuentro y enviaron dos veces el balón al poste en la primera mitad, antes de que se le anularan dos goles por fuera de juego. Sin embargo, los navarros se pusieron por delante en el marcador en el minuto 76, merced a un gran cabezazo de Ante Budimir que cruzó la línea antes de que el arquero Jan Oblak pudiera sacarlo.

El Atlético se volcó entonces sobre el área contraria y Renan Lodi igualó el encuentro en el minuto 82, mientras que Suárez completó la remontada con un tanto en el 88.

La victoria deja al Atlético con 83 puntos en 37 partidos, dos por delante del Real Madrid, que venció 1-0 al Athletic de Bilbao. Los "colchoneros" visitarán al Real Valladolid en la última jornada el próximo domingo, mientras que los "merengues" recibirán al Villarreal.

El Real Madrid se mantuvo con vida en la carrera por el título gracias a un solitario gol marcado en la segunda parte por el defensa Nacho Fernández en San Mamés.

En una primera mitad con escasas ocasiones, el Real Madrid pidió un supuesto penal cuando Álvaro Odriozola centró un balón que dio en un brazo de Jon Morcillo, pero el árbitro Antonio Mateu Lahoz hizo caso omiso a las protestas.

Los vascos estuvieron a punto de abrir el marcador poco antes del descanso, pero una falta lanzada por Alex Berenguer pasó cerca del poste del guardameta Thibaut Courtois.

Un cabezazo de Casemiro rebotó en el larguero al comienzo de la segunda parte, pero el brasileño logró conectar luego con Nacho para poner por delante a los de Zinedine Zidane y mantener sus esperanzas de lograr el título.

Por su parte, el Barcelona puso fin a su carrera por La Liga después de caer por 2-1 en casa ante el Celta de Vigo, en un partido que se jugó a la misma hora que sus rivales.

El Barça dominó la primera parte y se puso merecidamente por delante en el marcador por mediación de Lionel Messi, que cabeceó al fondo de la red un pase de Sergio Busquets en el minuto 27 ante el que nada pudo hacer Iván Villar, elevando a 30 sus tantos en el campeonato en la temporada.

Los gallegos igualaron 11 minutos más tarde, con un disparo desde el borde del área de Santi Mina culminando un contraataque. A falta de un minuto para el final del tiempo reglamentario, Mina logró su segundo tanto y condenó a los catalanes a ser como mucho terceros en el primer año de Ronald Koeman en el banquillo "culé".

(Reporte de Joseph Walker; editado en español por Carlos Serrano)