Si era gol había que pedirle perdón hasta 2030: el casi golazo de Pavón

Ezequiel Marzana
·1  min de lectura

Cristian Pavón ha tenido una carrera profesional digna de una montaña rusa y así ha sido el cariño que ha tenido con los hinchas de Boca. Fue a un Mundial en el mejor momento, parecida vendido al Barcelona y después todo fue de mal en peor.

Este martes, Miguel Ángel Russo lo puso de titular en la visita de Santos en la Bombonera por la segunda jornada de la fase de grupos de la Conmebol Libertadores. Una sorpresa total en la previa del encuentro.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Sin embargo, de menor a mayor fue Boca en el partido contra el equipo brasileño y de menor a mayor fue el propio Pavón durante los primeros 45 minutos de juego.

Lo mejor que hizo Boca fue la jugada de Boca ya casi en el entretiempo, cuando se fue solo por la última línea y fue tal su velocidad que no tuvo a ningún compañero para hacer una clara jugada de él.

 

Llegó hasta el fondo, no vio a nadie y no dudó: empezó a encarar rivales de Santos. Empezó con uno, dos, se metió en el área, enganchó y remató cruzado.

El arquero le tapó el remate, pero en el rebote Cristian Medina estuvo muy cerca de abrir el marcador para el 1-0 de Boca. Si Pavón hacía ese gol, todos le teníamos que pedir perdón.