El gobierno interino de Bolivia anuncia la ruptura de relaciones con Venezuela

La Paz, 15 nov (EFE).- El gobierno interino boliviano anunció este viernes la ruptura de relaciones con el Ejecutivo de Nicolás Maduro, al denunciar que venezolanos vinculados con la embajada de ese país en La Paz estaban "atentando contra la seguridad interna" en Bolivia.

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, habla en conferencia de prensa este viernes en Palacio de Gobierno en La Paz. EFE/Martin Alipaz
La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, habla en conferencia de prensa este viernes en Palacio de Gobierno en La Paz. EFE/Martin Alipaz

La canciller interina de Bolivia, Karen Longaric, declaró a los medios en La Paz que al haberse producido un cambio de Gobierno en el país, el actual Ejecutivo será "consecuente" con los principios democráticos, de respeto a los derechos humanos y la carta democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Por supuesto que se va a romper relaciones con el Gobierno de Maduro", afirmó la diplomática.

"Nosotros reconocemos una Venezuela democrática, con mayor razón ahora que hemos constatado que venezolanos vinculados a la Embajada de Venezuela han incurrido en actos reñidos con la ley y estaban atentando contra la seguridad interna de Bolivia", agregó.

Longaric también anunció que, con base en las pruebas que le pasará el Ministerio de Gobierno sobre estos hechos, la Cancillería boliviana "le dará el plazo correspondiente a todo el personal de la Embajada de Venezuela para que abandonen el país por haberse involucrado en asuntos internos del Estado".

La ministra interina explicó que, con base en la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas, esta figura se da "cuando el Estado anfitrión o receptor encuentra que estos funcionarios diplomáticos han violado las normas de la diplomacia por diferentes motivos y se los declara personas no gratas".

Según Longaric, existen "pruebas contundentes" que demuestran que estos venezolanos estuvieron "involucrados en los movimientos agresivos de la semana pasada" en el país y fueron hallados en posesión de armas de fuego y uniformes, entre otros.

Evo Morales ha sido un aliado ideológico de Venezuela, nación con la que Bolivia mantiene lazos históricos y de cooperación iniciados por el fallecido Hugo Chávez y que se mantienen con Maduro.

El gobierno de Maduro ha calificado de "golpe de Estado" la renuncia de Morales a la presidencia boliviana y ha rechazado lo que consideró como una "autoproclamación" de parte de la senadora opositora Jeanine Áñez para asumir la Presidencia interina del país.

Áñez ejerce de forma interina desde el pasado martes tras la salida del país el día anterior de Evo Morales, en condición de asilado en México, tras renunciar a la Presidencia en medio de una grave crisis política y social en Bolivia.

La mandataria agradeció el miércoles a través de Twitter al "presidente (E) de la República de Venezuela, @jguaido (el líder del Parlamento venezolano, Juan Guaidó) por el reconocimiento" a su Gobierno y le invitó a designar al nuevo embajador de su país "que será reconocido de inmediato" por el Gobierno interino.

En la imagen un registro de la canciller interina de Bolivia, Karen Longaric. EFE/Martin Alipaz/Archivo
En la imagen un registro de la canciller interina de Bolivia, Karen Longaric. EFE/Martin Alipaz/Archivo

Se retiran del Alba y analizan salida de Unasur

Longaric también confirmó este viernes que se decidió la salida del país de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) y se analiza también el retiro de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

"Ya no somos parte del tratado del Alba. Estamos analizando la desvinculación del tratado de Unasur", dijo Longaric, en una rueda de prensa en La Paz, junto a la ministra interina de Comunicación, Roxana Lizárraga.

La canciller interina dijo que ante las declaraciones del "excanciller (Diego) Pary y de otros miembros del Movimiento al Socialismo (MAS) durante una reunión del Alba en Nicaragua", el gobierno interino "ha desvinculado a Bolivia" del tratado Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América.

En Bolivia se encuentra una de las sedes de las casas de la Cultura de la Alba, que también están en Venezuela y Cuba, países aliados de Evo Morales.

La ministra interina de Relaciones Exteriores también explicó que "existe ya la decisión política y jurídica del retiro" de Unasur, "un organismo que no nos beneficia para nada".

"Pero es la asamblea Legislativa la que tiene que procesar la salida de Bolivia de la Unasur, porque cuando se adhirió lo hizo a través de la Asamblea", subrayó.

"Además en los hechos Unasur ya no existe, prácticamente todos los países miembros del Grupo de Lima han abandonado Unasur y quedan cuatro Estados que serían los que están sustentando económicamente a un organismo que no existe".

El Legislativo boliviano está controlado actualmente por el partido de Morales, el MAS.

A principios de año, el Gobierno de Ecuador decidió retirarse de Unasur y con ello cerrar la sede del organismo, por lo que el Gobierno de Morales ofreció acoger a la Secretaría General y otras oficinas y comités de ese bloque regional en el edificio que construyó en el centro del país para el Parlamento de la Unasur.

Algunos países ya han tomado la decisión de alejarse de la Unasur o de suspender su participación argumentando que es preciso encontrar nuevas formas de integración regional y critican su ideologización y estructura burocrática.

En el organismo han quedando activos únicamente Uruguay, Guayana, Surinam y Venezuela.

Qué leer a continuación