#GoalRetro: el error de Memo Ochoa en la final frente a Pachuca

Un resbalón del esférico puso en ridículo al entonces cancerbero del América en un partido de suma importancia.

Jugar una final siempre es algo que genera emociones que no cesan. En ocasiones, estas mismas provocan que existan errores fundamentales en el marcador. Guillermo Ochoa sabe, de sobra, que esto pasa.

Corría el Clausura 2007 cuando América y Pachuca estaban en busca del título de la Liga. El cuadro azulcrema fungía como local en el cotejo de ida. La lluvia no cesaba ante un duelo que mostraba intensidad, pero que era frenado por los resbalones que provocaba el agua. Nadie quería lesionarse y poner en riesgo su condición para el partido de vuelta. 

Eran los Tuzos los que más atacaban, aunque las complicaciones no se hacían esperar. Entonces surgió la idea que parecía sencilla, pero que no lograba ser ejecutada. Disparar desde fuera del área con potencia parecía ser la opción más viable para sorprender a Guillermo Ochoa. 

Fernando Salazar buscaba ceder el balón desde un saque de banda, por la izquierda. Juan Carlos Cacho leyó la jugada y se acercó para recibir la redonda; dio media vuelta, fue hacia el frente y unos tres metros fuera del área prendió un disparo con la pierna derecha.

Para sorpresa de los entonces casi 110 mil asistentes al estadio Azteca, el balón se le fue de las manos a Ochoa, quien hacia su costado derecho, por lo que el esférico terminó al fondo izquierdo. Esto significó el 1-0 para el equipo visitante que, a la postre, se proclamó campeón del Clausura 2007, amargando, así, el adiós de Cuauhtémoc Blanco, pero, sobre todo, sellando una 'paternidad' de Cacho sobre Ochoa.