El gran gesto de Guardiola con un jugador del equipo rival que perdió a su hija

​El Manchester City visitó la cancha del Bournemouth el pasado lunes en un partido perteneciente a la Premier League. Un choque que acabaron ganando los visitantes por 0-2 pese a la lesión de Gabriel Jesús pero en el que la imagen que se recordará es la de Guardiola fundiéndose en un abrazo con el jugador del equipo rival, Harry Arter, antes de enfilar el túnel de vestuarios.

Y es que el futbolista del Bournemouth vivió un calvario en 2015 cuando perdió a su hija recién nacida en el momento del parto. Afortunadamente para Arter y su pareja, la vida les ha dado una segunda oportunidad y ambos serán padres de nuevo próximamente. 

En este sentido, Pep quiso apoyar al jugador y se acercó al finalizar el encuentro a desearle que todo fuese bien, tal y como reveló el propio Arter. "Me deseó lo mejor para mí y para mi pareja esta semana, lo cual me resultó algo increíble. Para mí es el mejor entrenador del mundo y no creo que haya nadie como él", opinó.

Guardiola también fue preguntado en la rueda de prensa posterior por ese momento. "Él será padre pronto, así que le di la enhorabuena a él y a su pareja porque sé lo que pasó en el pasado y espero que el bebé esté bien", confesó.​​

También te puede interesar:

Unos 50 encapuchados agreden a aficionados del Barcelona en Vitoria

La MSN devuelve el orgullo al Barcelona