Geromel y Fágner, las reacciones más emocionantes tras la convocatoria de Brasil para Rusia 2018

(Daniel Teobaldo/Futura Press)
(Daniel Teobaldo/Futura Press)

Quizá para jugadores de la talla de Neymar, Coutinho y Marcelo era un trámite que se anunciara su convocatoria por parte del entrenador Tité para representar a Brasil en Rusia 2018, pero en el caso de Geromel (32 años, dos partidos, 94 minutos disputados con la Selección) y Fágner (28 años, cuatro partidos y 260 minutos) cuesta dimensionar la emoción con la que recibieron este llamado el pasado lunes 14 de mayo.

Los videos que circularon en redes sociales grabados en el momento exacto en que escucharon su nombre en boca de Tité sirvieron para entender un poco el significado que para ellos es vestir la camiseta del pentacampeón mundial en un Mundial.

 

Geromel, defensor central del Gremio -campeón de la Copa Libertadores 2017-, observó la rueda de prensa -convocada por Tité para anunciar su lista definitiva de 23 jugadores- rodeado de sus compañeros en la concentración del equipo en Venezuela, donde este martes 15 de mayo enfrentaban a Monagas por Copa Libertadores.

En el instante en que el director técnico lo mencionó sus colegas gritaron, alzaron sus brazos y luego corearon su nombre.

Geromel fue convocado para jugar por primera vez por el equipo nacional en enero de 2017, en un amistoso contra Colombia al que Tité llamó a jugadores del torneo local, ya que el partido no fue organizado en fecha FIFA, y en cambio fue un encuentro simbólico acordado entre ambas federaciones para homenajear a las víctimas del accidente aéreo ocurrido en tierras colombianas en noviembre de 2016, en el que falleció gran parte de la plantilla del Chapecoense.

Su debut oficial apenas se presentó en marzo pasado, justamente en Rusia ante el seleccionado local; Geromel reemplazó en el minuto 86 a Miranda. Brasil ganó 0-3.

El capitán del Gremio, nacido en Sao Paulo, comenzó su carrera deportiva en el Chaves de Portugal; en ese mismo país jugó para el Vitoria y ha transitado además en las ligas de Alemania (Colonia) y España (Mallorca) hasta recalar en el club de Porto Alegre hace cuatro años.

Si el video de Geromel removió emociones, mucho más produjo el que se conoció de Fágner, el lateral derecho del Corinthians, al que la lesión de Dani Alves le abrió las puertas para Rusia 2018.

En su caso, Fágner estaba acompañado de toda su familia, cuyos integrantes lucían camisetas de la selección brasileña. Una vez su nombre fue mencionado, todos saltaron dichosos y abrazaron al futbolista, quien también debutó con el equipo nacional en el mismo partido amistoso de 2017 frente a Colombia; luego disputaría otros tres partidos, uno de ellos por las Eliminatorias a Rusia 2018.

El lateral del Corinthians recibió con sorpresa este llamado, ya que en la actualidad se encuentra lesionado; pese a ello, los médicos de la Selección de Brasil ya lo evaluaron y fueron quienes autorizaron a Tité para que lo convocara como uno de los posibles reemplazantes de Dani Alves en su posición (peleará el puesto con Danilo, del Manchester City).

Pese a su inexperiencia a nivel de selecciones, Fágner ha tenido una dilatada trayectoria: comenzó en el PSV de Holanda, volvió al Vasco da Gama, regresó a Europa para enrolarse en el Wolfsurgo alemán, retornó al Vasco para luego devolverse al Wolfsburgo, y desde 2014 está en el Corinthians.

Otras sorpresas de la lista

De los llamados por Tite sobresale el centrocampista del Shakhtar Donetsk de Ucrania, Fred, quien en los últimos tres años solo ha disputado un partido con Brasil (el 0-3 ante Rusia en marzo pasado), y entre 2015 y 2016 estuvo suspendido por la FIFA durante un año por dopaje.

Brasil jugará en el Grupo E del Mundial de Rusia enfrentando a Suiza -con la que debutará el domingo 17 de junio en Rostov-, Costa Rica y Serbia.

También te puede interesar:

Este peruano viaja en bicicleta hasta Rusia para ver a su selección en el Mundial

¿Qué fue de la vida de las grandes estrellas mundialistas?

Los grandes ausentes de la Selección argentina en los Mundiales


Qué leer a continuación