Germán Pezzella, el primer futbolista argentino en tener coronavirus: qué dice el comunicado de Fiorentina

LA NACION
lanacion.com

La Serie A demoró en frenar y los casos de futbolistas siguen creciendo en las últimas horas. Esta vez, le tocó a un argentino, el primero en la lista de infectados: el defensor de la selección Germán Pezzella es el primer jugador de nuestro país en dar positivo de coronavirus. Así lo informó Fiorentina en sus redes sociales. En sus cuentas, el club italiano informó: "ACF Fiorentina informa que, en presencia de algunos síntomas, los jugadores Patrick Cutrone y German Pezzella y el fisioterapeuta Stefano Dainelli han tenido un resultado positivo. Todos gozan de buena salud en su casa de Florencia".

Pezzella debutó en River en la temporada 2011/12 y jugó hasta 2015 en el país, antes de emigrar a Betis. Tras dos años en Andalucía, saltó a Fiorentina, donde se desempeña actualmente. De buen rendimiento en Europa, el defensor estaba en la lista que presentó Lionel Scaloni para los encuentros de las eliminatorias sudamericanas para Qatar 2022 que se iban a disputar este mes, y que finalmente fueron cancelados ante el avance del coronavirus. Una de las dudas que surgían a la hora de jugar esos encuentros era si los futbolistas que llegaban del Viejo Continente debían entrar en cuarentena. Casos como el de Pezzella confirman que la amenaza era cierta.

Cuando se difundió la noticia del test positivo en coronavirus, el jugador posteó en su Instagram personal: "Como es de público conocimiento, después de los estudios realizados, producto de dos días con algún síntoma, me confirmaron que tengo COVID-19. Los síntomas desaparecieron y estoy en mi casa siguiendo con los procedimientos indicados por el departamento de sanidad de mi club. Seguro esto dentro de poco será otra historia para contar. Cuiden de su salud y de sus personas cercanas. Un abrazo".

En la Argentina: el debate por la "rebeldía" de River

Más allá de saber de que en Italia la actividad no se detuvo a tiempo, en la Argentina sigue girando la pelota. Y el único club que decidió no presentarse en la primera jornada de la Copa de la Superliga fue River , que sería sancionado por las autoridades de la Superliga: perdería los tres puntos del partido ante Atlético Tucumán y recibiría una multa económica.

"River Plate informa que el Club permanecerá cerrado en su totalidad a partir del sábado 14 de marzo", menciona el escrito. En las instalaciones de la entidad se desarrollan numerosas actividades deportivas e incluso hay un instituto de educación de cuatro niveles: inicial, primario, secundario y terciario. Además, funciona el Museo, que ya estaba cerrado por el mismo motivo.

El comunicado menciona que River entiende que la práctica del fútbol profesional en este contexto es sumamente riesgosa, en contraste con la disposición de la Asociación del Fútbol Argentino y de la Superliga, que, con el acuerdo de Futbolistas Argentinos Agremiados, habían ordenado que se desarrollara la fecha inaugural por la Copa Superliga. Si bien hubo varios reclamos de suspensión de la actividad (futbolistas, cuerpos técnicos, médicos), el programa sigue adelante. De hecho, este viernes la competencia se abrió con Gimnasia 0 vs. Banfield 0 y Patronato 1 vs. San Lorenzo 3.

Conocida la postura del club millonario, la Superliga respondió con otro comunicado, reafirmando su posición. "En momentos de incertidumbre mundial por una situación totalmente atípica, en nuestro fútbol no debería haber lugar para posiciones individualistas o unilaterales. Las mismas se apartan del contexto general de prudencia y provocan un gran alarmismo en la sociedad. Todos debemos ser conscientes y tomar en forma conjunta las medidas que aconsejen los científicos y especialistas en el tema. Cumplir las normas que recomienda el Estado es la mejor manera de contribuir al cuidado de los argentinos", expresa un escrito publicado en su portal de Internet. Y continúa, con obvia alusión a River: "La actitud adoptada unilateralmente por un club integrante de la Superliga será pasible de sanciones. Los reglamentos rigen la competencia y todos los sectores deben subordinarse a ellos. Sobre todo si las autoridades nacionales no encuentran motivos científicos para restringir la disputa de los encuentros, una vez tomado el recaudo de que los mismos se realicen a puertas cerradas y sin público". El texto lleva la firma de Marcelo Tinelli, el vicepresidente segundo a cargo de la presidencia de la Superliga.

Qué leer a continuación