Gerard Piqué se sincera sobre sus hijos con Shakira: “Viven con una presión excesiva”

·4  min de lectura
Con una guía, Shakira y Piqué recorrieron los parques
Grosby Group

Shakira ya lo dijo hace un tiempo en una entrevista poco común: “No es fácil criar hijos cuando sos un personaje público”. Tanto que, de hecho, la cantante colombiana llegó a lanzar una aplicación en 2016 para aconsejar a los padres primerizos. Ahora fue su pareja, Gerard Piqué, el que habló abiertamente sobre la dificultad que supone criar a dos niños siendo personajes muy famosos, de gran proyección pública.

Es poco común que el futbolista del Barcelona se abra sobre estos aspectos personales de su vida, pero esta vez lo hizo en el programa Nexes, de la cadena catalana TV3. Los presentadores le sacaron el tema a Piqué y él no dudó en dar cuenta de la presión que tienen los pequeños Milan, de ocho años, y Sasha, de seis, a causa de las carreras y la fama de sus padres.

Diferente

“Sus hijos, claro, tienen un padre número uno y una madre número uno. Debe ser muy difícil para ellos a veces”, comentaron en Nexes a Piqué, a lo que el deportista respondió que hay que “saber equilibrar como padres”. “Recuerdo que mi padre no me dejaba ganar nunca y, en cambio, con la Shaki a veces les dejamos ganar”, reconoce. “Porque entendemos que ellos tienen un contexto completamente diferente a lo que yo o ella tuvimos, que eran padres no conocidos, no teníamos esta presión. Nuestros hijos viven con una presión excesiva”, afirma el futbolista.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Es lo que es”, asume, “nacieron con eso”. Por ello reconoce que en ocasiones les conceden pequeños privilegios: “Creo que es importante que, a veces, tengan victorias personales aunque sea en casa. Jugando al fútbol con Milan o Sasha los dejás ganar, porque si ya tendrán esa presión para ganar fuera de casa, que sientan que tienen [por lo menos] estas victorias personales dentro”.

Otra normalidad

Shakira y Piqué no provienen de entornos de fama. La cantante nació en Barranquilla, Colombia, y sus padres eran William Mebarak, periodista, locutor de radio y comerciante estadounidense de origen libanés que con cinco años emigró a Colombia, y Nidia Ripoll, colombiana de ascendencia catalana. “En Barranquilla mi papá no es el padre de Shakira, sino que yo soy la hija de William”, contó la artista hace unos años en la presentación de un libro de su padre. Por su parte, Piqué es hijo de Joan Piqué, empresario y abogado, y de la doctora Montserrat Bernabéu, médica especializada en lesiones espinales y neurorrehabilitación en el Hospital Instituto Guttman de Barcelona, y fue presidenta de la Sociedad Española de Neurorrehabilitación entre 2005 y 2012. El abuelo materno del jugador fue Amador Bernabéu, exdirectivo del Barça.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La pareja se conoció durante el Mundial de Fútbol de 2010. que se celebró en Sudáfrica, y pocos meses después ella daba por finalizado su noviazgo de once años con Antonio de la Rúa, hijo del expresidente argentino Fernando de la Rúa. La ruptura fue al principio modélica y la cantante no tardó mucho en instalarse en Barcelona al lado del futbolista, con quien lleva 10 años de relación. 

El triunfo en sus respectivas carreras y que la misma Shakira admitiera que no son “una pareja tradicional”, no fue un impedimento para que los dos ejercieran de padres comprometidos. “No es que tengamos un acuerdo escrito en el que nos repartimos las tareas, pero los dos somos padres muy involucrados y nos vamos manejando como podemos, apoyándonos mutuamente y también en nuestras familias”, dijo la cantante en una entrevista en 2020. 

Desde que decidieron unir sus vidas y llegaron al mundo sus dos hijos, es normal ver a Shakira y a Piqué compartir momentos lúdicos con ellos y organizarse para estar cerca alguno cuando al otro se lo impiden sus compromisos profesionales. La cantante volvió a realizar una gira, El Dorado World Tour, después de algunos años centrados en la crianza de sus hijos, y el futbolista suma a sus entrenamientos y partidos múltiples actividades derivadas de su faceta empresarial, entre ellas ser promotor de la nueva Copa Davis, la competición de tenis que él mismo ayudó a renovar y revitalizar y para cuya gestión creó una empresa, Kosmos Global Holding, en la que invirtió de entrada sesenta millones de euros.

Te puede interesar

(VIDEO) Gerard Pique quiere jugar hoy contra el PSG