Gerard Moreno, el hijo pródigo que puede hacer historia

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Villarreal (Castellón), 23 may (EFE).- El atacante internacional Gerard Moreno, máximo goleador del equipo, es en la actualidad el jugador franquicia del Villarreal, convertido en un jugador decisivo tanto en la pasada temporada como en la actual.

El punta catalán llegó al Villarreal con 18 años, tras salir del Espanyol de Barcelona y después de un paso fugaz por el Badalona juvenil.

Posteriormente pasó, ya en el club castellonense, por el juvenil, el Villarreal C y el Villarreal B para dar el salto al primer equipo en la campaña 12-13 de la mano de Marcelino García Toral.

En el club se creía en las posibilidades del jugador, pero la llegada de Roberto Soldado y Cédric Bakambu le cerraron la puerta de la titularidad, por lo que la llamada de su club de formación, el Espanyol, forzaron su salida.

Marcelino accedió a su marcha, pero el Villarreal se resignó a perder definitivamente al futbolista, por lo que solo vendió el cincuenta por ciento de sus derechos.

El presidente del club, Fernando Roig siempre pensó en Gerard Moreno como delantero referente para su equipo, convencido de su potencial y su calidad. Fue la marcha de un hijo al que no gustó despedir, por lo que se esperaba su regreso.

La vuelta se produjo tres años después una vez el Villarreal pagó los veinte millones de euros correspondientes al cincuenta por ciento de su fichaje, operación que se convirtió en la más cara de la historia del club solo superada por los veintisiete millones abonados por el cien por cien de los derechos de Paco Alcácer.

Tras un año extraño, Moreno explotó la temporada pasada, en la que acabó como máximo goleador español con dieciocho tantos y llamado para jugar con la selección absoluta.

Uno de los grandes cambios en el jugador se ha dado en su posición en el campo, al dejar de ser un delantero referente y de área, para pasar a ser un futbolista total, que desde la banda derecha tiene libertad para asociarse y generar fútbol ofensivo, lo que le convierte en más participativo y letal.

El delantero catalán está cerca de superar los 82 goles que marcó Giuseppe Rossi, el máximo goleador hasta ahora en la historia del club.

Pese a que otros goleadores han participado en diversas competiciones, incluida la Liga de Campeones, Gerard Moreno puede diferenciarse de todos ellos, si su equipo gana la final, al ser el primero que gana n torneo continental.

Javi Mata

(c) Agencia EFE