Dos gavilanes cuidarán el césped de River en el estadio Monumental

·3  min de lectura
River contará con dos gavilanes para cuidar el renovado césped del estadio Monumental
Twitter

“El mejor campo de juego del país en una obra sin precedentes en el fútbol argentino”. Así definió River a su nueva creación, que ya disfruta en la presente Copa de la Liga. Después de años de problemas, inundaciones y un irregular estado general del campo de juego que derivaba en quejas y reclamos, el futuro llegó: el club modificó todo el terreno del estadio para instalar un sistema híbrido de última generación y un mecanismo de aireación de canchas de élite. En las últimas horas, también, se supo que la empresa que realizó las obras del estadio Monumental le había sugerido al club de Núñez que sumara dos gavilanes para evitar que las palomas se coman las semillas del césped.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Las imágenes comenzaron a circular en las últimas horas en las redes sociales. Según se supo, la idea es que las dos aves sobrevuelen el nuevo césped híbrido (95% natural y 5% sintético) del estadio. Ambas viven en un rincón de la parte trasera del club, cerca de la cancha, y hacen una tarea que permite continuar con el cuidado del pasto, que tiene un altura de 23 milímetros.

Manteniendo su habitual medida de 105 x 70 metros, el césped de la cancha de River será sostenible durante todo el año y no sufrirá las transiciones de especies que se hacían. Además, tampoco tendrá los famosos problemas de absorción de agua los días de partido con tormenta. De esta forma, el sistema de césped natural reforzado con tecnología de inyección de fibra (será un 5% artificial de un centímetro en superficie) permitirá más horas de uso que una cancha tradicional y el suelo será más seguro, cómodo y estable para el desarrollo del partido.

Uno de los gavilanes que será el encargado de proteger de las palomas el campo de juego del Monumental
Twitter


Uno de los gavilanes que será el encargado de proteger de las palomas el campo de juego del Monumental (Twitter/)

Desde este año, el Monumental tendrá un sistema de drenaje independiente de napas con bomba forzada para evitar la inundación en días de fuertes lluvias, se le agregará arena y una capa drenante de tosca, y se consolidará el césped híbrido. Además, contará con tecnología para sembrar la misma semilla durante todo el año, sin deterioros estacionales que obliguen a hacer cambios de césped en verano e invierno, una situación que era recurrente y que generaba dificultades.

Superclásico del mundo: ¿cómo se vive un Boca - River lejos de la Argentina?

La decisión de River con respecto a los gavilanes en habitual en distintos recintos deportivos del mundo. Wimbledon, posiblemente, sea el ejemplo más famoso en este tipo de actividades. Se trata de Rufus, el singular halcón encargado de espantar a las palomas que sobrevuelan el All England Lawn Tennis & Croquet Club.

Rufus es una de las principales celebridades del Grand Slam londinense, a tal punto que inclusive cuenta con una acreditación. Pesa casi dos kilos y sus alas tienen una envergadura de un metro. Desde 2007, con apenas 16 semanas de vida, cumple una misma rutina durante las dos semanas del certamen: entre las cinco y las nueve de la mañana de cada día custodia el Court Central para alejar a las aves que intentar refugiarse bajo su techo retráctil.