Ni bebidas gaseosas, ni chocolate: la exigente dieta a la que Cristiano Ronaldo somete a su hijo de 10 años

LA NACION
·1  min de lectura

Cristiano Ronaldo terminó el 2020 premiado como el mejor jugador del siglo en los Globe Soccer Awards, en Dubai, pero eso no lo distrae de exigir cada vez más a su hijo, Cristiano Jr, (10 años) a quien le prohíbe las gaseosas y los chocolates.

Luego de posar con el premio, el delantero de la Juventus habló con "A Bola", de su país, y sostuvo que su hijo de 10 años "tiene talento, pero hay cosas que debe mejorar, hábitos que lo alejan del padre".

"A veces bebe gaseosas y come patatas fritas, y eso me irrita, él lo sabe", aseguró. "Veremos si mi hijo se convierte en un gran futbolista", consideró el ex Real Madrid sobre Cristiano Jr., quien milita en las categorías infantiles de la Vecchia Signora.

"A veces le digo a mi hijo que se bañe con agua fría para recuperarse después de correr en la cinta, y me dice: 'Papá, hace mucho frío allí. Está bien, solo tiene 10 años", explicó.

"Siempre le digo que se necesita trabajo y dedicación para tener éxito. No lo presionaré para que se convierta en futbolista, pero me gustaría. Lo más importante es convertirse en el mejor en lo que desee, ya sea fútbol o medicina", concluyó el astro portugués.

Sus otros hijos tampoco se libran de sus estrictas reglas de alimentación. Los gemelos Eva y Mateo y su hija Alana Martina conocen la forma de pensar de su padre: "Mis niños menores me miran con algo de miedo cuando comen chocolates", confesó Ronaldo.