Bale y James, su fuga del palco y el motivo por el que muchos piden a Mourinho

Exigir compromiso en su tiempo libre hoy en día a los futbolistas es casi una utopía. Conocemos los casos más mediáticos, como el de Bale jugando al golf o el de Piqué de viaje en viaje organizando la Copa Davis, pero los hay a patadas. Sin embargo, una cosa me llama más la atención, y es que no solo pasan del tema cuando no están en el campo, es que ni siquiera se molestan en disimularlo.

El miércoles se montó cierto revuelo con Bale, cómo no, porque el galés, lesionado, optó por irse del campo en el minuto ochenta y tantos para ahorrarse el atasco a la salida del Bernabéu -es algo habitual, que nadie se sorprenda porque lo haga el británico- pero la cosa no fue a mayores. En realidad, con cuatro o cinco goles de ventaja y el partido ante el Leganés ya resuelto, no sonaba demasiado extraño que el futbolista quisiera irse a casa casi a las once de la noche.

El revuelo no le debió llegar al bueno de Gareth, pues el sábado decidió repetir la operación. Lo mismo que James Rodríguez, por cierto. El problema es que esta vez el choque no estaba ya decidido sino que iba empatado y el Madrid estaba volcado en busca de un gol que nunca llegó. Tanto al galés como al colombiano les importó bien poco el partido y se montaron en sus coches rumbo a sus bien ganadas mansiones.

Gareth Bale en uno de los coches que Audi le cede a los jugadores del Real Madrid. (Foto: Denis Doyle/Getty Images)
Gareth Bale en uno de los coches que Audi le cede a los jugadores del Real Madrid. (Foto: Denis Doyle/Getty Images)

Realmente no es un asunto de una gran gravedad pero sí fiel reflejo de la escasa implicación e identificación de muchos de los jugadores de este Real Madrid, que dan la sensación de estar de vuelta de todo. Bale y James deben tener minutos porque ambos son muy buenos y pueden aportar muchas cosas sobre el campo, pero su compromiso se limita a eso, al campo. Punto final. Que nadie les pida ni un pequeño esfuerzo más, ni un compromiso extra más allá de lo permitido.

Puede que el tema tenga que ver con esa manga ancha que hay ahora con el inquilino del banquillo blanco. Quizás la memoria me falle ahora mismo pero dudo que un jugador de peso del Real Madrid hiciera lo mismo con Mourinho en el banquillo y a lo mejor por eso son cada vez más los que abogan por un regreso del portugués al Real Madrid. Una especie de 'me da igual que no den espectáculo o incluso que no ganen, pero que no nos tomen el pelo'. Porque controlar a todos los jugadores es algo imposible, pero la diferencia la marca qué se hace en estos casos. En el Madrid actual, como mucho un par de partidos en el banquillo.

También te puede interesar:

El VAR no puede arreglar lo que los árbitros no quieren ver

El incendio del Barça esconde los problemas del Real Madrid

Da igual lo que dijera Zidane, lo importante era la Champions

Qué leer a continuación