Gareth Bale cancela su boda por problemas con su suegro

hola.com

Gareth Bale y Emma Rhys-Jones lo tenían todo preparado para celebrar este verano la boda con la que siempre soñaron. La pareja, que se conoció durante sus años de instituto, comenzó su relación a principios del 2000 y han conseguido formar una bonita familia numerosa, pues son padres de los pequeños Alba Violet, de cinco añitos, Nava Valentina, de dos, y Axel Charles, que nació el pasado mes de mayo. Con su enlace, el futbolista del Real Madrid y Emma, tenían pensado poner el broche de oro a su romántica historia de amor. Sin embargo, según las últimas informaciones del diario británico The Sun, los novios habrían decidido posponer su 'sí, quiero', por lo menos, hasta el año que viene.

Una disputa entre la pareja y el padre de Emma Rhys-Jones habría sido la causa principal del aplazamiento. Según el rotativo, después de una "montaña rusa emocional", estarían esperando a que las aguas se calmasen un poco para poder celebrar el enlace, siendo un año tiempo suficiente para poder sanar las heridas que han dividido a la familia. "Hay tanta confusión familiar en este momento… quieren que las cosas se calmen antes de casarse", comenta una fuente cercana a la pareja para el citado medio, mientras asegura que, en este tiempo, Emma podría aprovechar también para ponerse en forma y recuperar su silueta tras el reciente nacimiento de su último hijo. "Están muy enamorados, pero tienen muchos problemas con los que lidiar", añade.

VER GALERÍA

gareth_bale_mujer_hija
gareth_bale_mujer_hija

Para la novia de Gareth Bale no ha sido nada fácil tratar con los problemas de su padre, Martin Rhys-Jones, quien fue detenido hace seis años y encarcelado por un delito de fraude que rondaba los dos millones de libras (cerca de 2.5 millones de euros). Entonces la pareja ya tenía pensado pasar por el altar, sin embargo, tras la condena de Rhys-Jones, sus planes quedaron truncados.

El 16 de julio de 2016, día de su cumpleaños, Gareth Bale pidió matrimonio a Emma Rhys-Jones. Un día inolvidable para el futbolista y su pareja, que fijó la fecha de su enlace para el verano pasado. Sin embargo, una vez más por problemas relacionados con la familia de la novia, tuvieron que posponer el enlace. En esa ocasión, tal y como informaron distintos tabloides británicos como Daily Mail o The Sun, Gareth y Emma tomaron la determinación de aplazar su boda tras recibir amenazas, después de que se relacionase a unos familiares con la pérdida de una maleta con unos 700.000 euros, procedentes, al parecer, del tráfico de drogas.

Y aunque gran parte de los detalles de la boda, que tendría que celebrarse en las próximas semanas, no han trascendido, Gareth Bale y Emma Rhys-Jones habían organizado su enlace de cuento de hadas en una impresionante 'fortaleza encantada' de Italia. El castillo de Vincigliata, en la Toscana, protegido, según la leyenda, por el fantasma de una novia, erael lugar escogido por los novios para la celebración. Un gran evento en el que tenían pensado invertir cerca de 2 millones de euros y para el que esperaban contar con una actuación privada de Beyoncé.

También te puede interesar:

James Rodríguez: "Hasta ahora sí sigo en el Bayern"

Asesinan a un exarquero de Almagro en una pelea callejera y por el crimen detienen a un delantero de San Telmo

"Está en plena forma, jugó partidos en la cárcel"

Qué leer a continuación