Gareca pide no involucrar a la selección en crisis política y social de Perú

Agencia EFE
·3  min de lectura

Lima, 16 nov (EFE).- El seleccionador de Perú, el argentino Ricardo Gareca, se solidarizó este lunes con el resto de peruanos ante la grave crisis política que atraviesa el país pero pidió que no se involucre al combinado nacional dentro de esa inestabilidad.

Antes de enfrentar a Argentina este martes, Gareca manifestó sus condolencias a los dos jóvenes fallecidos a disparos de la Policía durante las masivas protestas que se vivieron el fin de semana en Lima contra el Gobierno del presidente transitorio Manuel Merino tras la polémica destitución de su antecesor, Martín Vizcarra.

"No estamos ajenos a lo que está pasando. Deseamos todo lo mejor para Perú y que se solucione lo antes posible, pero me interesa sobre todo meterme en el partido de mañana y no involucrarme en temas políticos", señaló Gareca.

"Nosotros no queremos cargar con todo esto. Los jugadores no son responsables de lo que está ocurriendo. Somos responsables de lo que pase en la cancha y sobre todas las cosas queremos darle una alegría a la gente. Hacemos todo lo humanamente posible", agregó.

No obstante, el seleccionador reconoció que Perú no se encuentra en su mejor momento y que tiene que mejorar "bastante en todo", especialmente después del último partido, saldado con derrota ante Chile (2-0), del que admitió que no fue un buen encuentro para su equipo.

La selección peruana apenas ha sumado un punto en las tres primeras jornadas de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Catar 2022, en las que ha recibido ocho goles.

"Es fundamental tener equilibrio defensivo y tener la tranquilidad de no recibir goles, no solo para nosotros sino para cualquier selección que ambiciona tener metas importantes", indicó Gareca.

"El arranque de las eliminatorias no es el deseado. Pensábamos que tendríamos más puntos, pero es así y tenemos que resolverlo desde donde estamos", añadió.

En ese sentido, recordó que Paolo Guerrero y Jefferson Farfán, sus dos delanteros más importantes, se encuentran lesionados, y que Raúl Ruidíaz, en el que ha confiado en los últimos partidos, no consigue cortar una larga racha sin anotar con la selección.

"Raúl es un hombre fuerte por naturaleza. Es un jugador de mucha moral y convicciones. Yo he sido delantero y he tenido rachas negativas. Uno sufre cuando no hace goles y a él le debe estar pasando lo mismo. Él es el que más quiere hacer goles", apuntó Gareca.

En ese sentido, no anticipó si seguirá apostando por Ruidíaz o le dará la oportunidad como titular al delantero ítalo-peruano del Benevento Gianluca Lapadula, que ante Chile debutó como jugador de la Blanquirroja.

No obstante, el técnico argentino reconoció que el encuentro de este martes ante Argentina "es propicio para poder levantar" la trayectoria de Perú en las eliminatorias.

Para ello no prepara ningún marcaje en especial sobre Lionel Messi, pues consideró que la selección argentina es mucho más que el astro del Barcelona.

Asimismo, Gareca se rehusó a tirar la toalla para clasificar al Mundial de Catar 2022 si su equipo no consigue la victoria frente a la Albiceleste.

"De no conseguir los tres puntos, quedaríamos en una posición más complicada, pero no significa que estamos fuera de todo chance", apuntó el técnico.

"Siempre hemos sido una selección que cree. El objetivo sobre todas las cosas no es alcanzar la punta, ni el tercero. Es el cuarto o el quinto puesto y ver la posibilidad de volver a un Mundial. Sabemos dónde estamos parados", concluyó Gareca.

(c) Agencia EFE