Querían hacerse de oro a costa de una empresa con problemas y han perdido 5.000 millones

Daniel Velasco
·4  min de lectura
Grandes fondos de inversión que apostaron en contra de GameStops han sufrido pérdidas millonarias con la subida meteórica de sus acciones. Foto: Getty Images.
Grandes fondos de inversión que apostaron en contra de GameStops han sufrido pérdidas millonarias con la subida meteórica de sus acciones. Foto: Getty Images.

La Bolsa de Nueva York está viviendo una situación completamente surrealista esta semana, en línea con lo que hemos vivido en 2020 con la pandemia y con este 2021 que empezó con una toma del Capitolio de película de ciencia ficción por parte de los seguidores más radicales de Donal Trump.

Una situación que ha hecho que muchos de los “tiburones” de Wall Street, que huelen la sangre y buscan cualquier oportunidad para hacer dinero, incluso a costa de hundir a empresas, hayan visto cambiados sus papeles y se hayan convertido en presas. ¿Y quienes son los predadores ahora? Pues un grupo de pequeños inversores coordinados en una red social. Una revolución del “pueblo” contra los millonarios que, de momento, ha hecho perder a estos últimos unos 5.000 millones de dólares.

Todo comenzó el lunes, cuando un grupo de usuarios del foro digital Reddit que debaten sobre bolsa se pusieron de acuerdo para comprar acciones de la tienda de videojuegos GameStop (GME), lo que provocó que su precio se disparara hasta un 144%. Tan solo fue el inicio de una reacción en cadena porque las participaciones de la compañía no han parado de subir desde entonces: el viernes pasado costaban 65,01 dólares al cierre del mercado, el miércoles terminaron en 347 dólares, es decir, una revalorización de más del 400%.

Pero parece que los decenas de usuarios de un "subreddit" (subforo) llamado Walll Street Bets (apuestas de Wall Street) llevan días animándose a comprar furiosamente acciones de GameStop porque comenzaron el año en apenas 17 dólares.

Esa subida meteórica ha impactado directamente a grandes fondos de inversión de Wall Street que acostumbran a apostar en contra de empresas con problemas para ganar mucho dinero con el hundimiento de sus acciones. Es el caso de GameStop, compañía minorista que se dedica a vender videojuegos en tiendas físicas, que se ha visto afectada por los cambios en un mercado en el que cada vez más usuarios adquieren sus videogames en Internet o utilizan plataformas de streaming, a lo que se ha sumado la pandemia de covid-19.

De acuerdo con datos ofrecidos por S3 Partners y hechos públicos por CNBC, los fondos con posiciones cortas en GameStop han perdido en lo que va de año 5.000 millones de dólares. Tal ha sido el impacto que ya hay rumores de que algunas grandes firmas podrían declararse en bancarrota por las pérdidas ocasionadas con las apuestas en GameStop. Es el caso de Melvin Capital.

Tienda de GameStop en Manhattan, Nueva York. Foto: Spencer Platt/Getty Images.
Tienda de GameStop en Manhattan, Nueva York. Foto: Spencer Platt/Getty Images.

Qué es invertir en corto

Para ganar dinero con la caída de las acciones de una determinada empresa, lo que hacen los grandes fondos de inversión es pedir prestado esos títulos a un tercero y los venden inmediatamente al precio que se encuentren en el mercado en ese momento.

Al cabo de un tiempo determinado, tendrán que devolver esas acciones prestadas por lo que las volverán a comprar y las entregarán al que era su dueño. Lo hacen con la esperanza de que el precio haya bajado durante ese periodo de tiempo, por lo que se anotan las ganancias de la diferencia entre el precio al que lo vendieron y el que tuvieron que pagar para devolver esos títulos.

Se trata de una operación de alto riesgo, porque el precio también podría subir. Teóricamente una acción sólo puede caer hasta cero, pero puede subir hasta el infinito, por lo que las pérdidas pueden llegar a ser igualmente infinitas.

Es por ello que en la práctica los brokers exigen ciertas garantías para “estar corto”, y obligan a cerrar la posición automáticamente cuando nos desviamos de los límites exigidos de pérdidas.

El círculo vicioso conocido como ‘short squeeze’

Cuando una empresa sobre las que hay muchas posiciones cortas abiertas empieza a subir, como está ocurriendo con GameStore, comienzan los problemas.

Tal y como explican perfectamente en SelfBank, se puede dar el fenómeno de que aquellos que tengan las posiciones cortas se vean obligados a recomprar las acciones por sus brokers para limitar las pérdidas.

Si eso ocurre y no hay mucha liquidez en el mercado, puede hacer que el precio de las acciones suba todavía más por la alta demanda, obligando a su vez a otros cortos a hacer lo mismo, creando un círculo vicioso. Un fenómeno que en la jerga bursátil se conoce con el término inglés “short squeeze”.

VIDEO | Triunfar invirtiendo no solo es para valientes