Marcelo Gallardo se quejó del VAR, frenó a Martínez Quarta y no "multó" a un periodista

Claudio Mauri
lanacion.com

Gallardo sigue sin poder festejar un triunfo en el Monumental en seis partidos contra rivales brasileños por la Copa Libertadores

La sonrisa que a Marcelo Gallardo no le sacó el final del partido se la originó el celular de un periodista que empezó a sonar en la conferencia de prensa. "Pueden atender, no hay problema, no va a haber multa. Es para que haya un poco de silencio. Bueno, sigamos. ¿Cómo era la pregunta?", intervino el director técnico de River con un tono de ironía, como si el 0-0 ante Cruzeiro, en el Monumental y por la Copa Libertadores, no hubiera hecho excesiva mella en su estado de ánimo.

Gallardo se quedó conforme con la primera media hora de su equipo y justificó que se no prolongara ese rendimiento por haber terminado recientemente la pretemporada. Espera los resultados de los análisis de la lesión muscular que sufrió Javier Pinola, se reconfortó por contar con Rafael Borré y Milton Casco (cumplieron sus suspensiones) para la revancha, señaló la omisión de un penal por falta contra Gonzalo Montiel, dio a entender que en el debut ante Argentinos por la Superliga -este sábado- jugarán algunos suplentes y consideró que la serie con Cruzeiro "está igualada". Y adelantó la postura para ir al Mineirão: "Difícilmente vayamos a defendernos".

Además, mostró todo su oficio en plena conferencia cuando cuidó a Martínez Quarta que fue consultado por un periodista por la tarea del árbitro, el defensor empezó a dudar, advirtió que no le gustaba hablar de ese tema y Gallardo irrumpió: "Si no te gusta hablar, no hables del tema ¿Qué vas a decir? No digas nada si no te gusta. Es simple".

La principales frases de Gallardo

"Hicimos una buena primera media hora, pero no la sostuvimos ante un rival duro e inteligente, que nos cerró los espacios. No haber extendido esa media hora es una clara falta de ritmo. Movimos la pelota, intentamos, hicimos el mayor desgaste y lo sufrimos demasiado temprano. Es normal después de una pretemporada: tenemos cinco o seis partidos hasta que nos metemos en la dinámica de juego. Creemos que vamos a llegar mejor a la revancha". "En el penal que nos dieron hubo un clarísimo agarrón. Después, otra jugada muy clara: un pisotón de Dedé a Montiel. Cuando la vi por la tele dije ¿¡Cómo se les pasó ese pisotón!?'. Hay interpretaciones también... El árbitro del VAR y el del campo (Bascuñán) decidieron obviar el penal a Montiel. Más allá de eso, no tengo más nada que decir"."Pratto estaba como para jugar media hora. Esperemos que el sábado pueda sumar más minutos, para que vaya reencontrando su nivel". "Es claro el pisotón de Dedé a Montiel. Me pregunto cómo se les pasó, Evidentemente decidieron obviarlo".

"Estamos en igualdad de condiciones. Vamos a ver qué propone Cruzeiro, si con su gente asume un rol protagónico. En el primer tiempo no nos pateó al arco. Nosotros ya mostramos que también somos fuertes como visitantes". "Difícilmente vayamos a meternos atrás en Brasil". "Iba a patear el penal Pratto o Suárez. En el campo lo deciden ellos".

Por la Copa Libertadores, Marcelo Gallardo sigue sin festejar un triunfo en el Monumental contra rivales brasileños. Ya son seis los partidos. Cruzeiro se llevó este martes menos que en 2015, cuando por la ida de los cuartos de final se impuso por 1-0. Pero esta vez estuvo en la linea de San Pablo, Flamengo, Gremio e Inter, que rescataron puntos, aunque después las cuentas finales favorecieron a River. Esa vuelve a ser la apuesta en Núñez: resolver en Brasil una situación compleja, imponer la personalidad copera que desarrolló en los últimos años.

Qué leer a continuación