Gallardo busca más goles: Cvitanich, en la mira de River

El delantero estará hinchando por el Millo ya que, si se queda con la Copa, Banfield se meterá en la fase de grupos del certamen latinoamericano.

River pudo superar más rápido de lo imaginado las partidas de Sebastián Driussi a Rusia y Lucas Alario a Alemania principalmente por una razón: los goles de Ignacio Scocco. El ex-Newell's gritó once veces en igual cantidad de partidos jugados y se asentó como la gran figura que tiene el equipo en ofensiva. Sin embargo, en Núñez no se conforman.

En las últimas horas, la dirigencia del Millonario se puso en contacto con la de Banfield para hacer formal el interés por Darío Cvitanich. Pese al gran momento de Nacho, Rodolfo D'Onofrio y compañía ven necesario sumar una alternativa más ante la escasez de delanteros de renombre que padece al plantel de Marcelo Gallardo.

Con Rodrigo Mora y Marcelo Larrondo lesionados, al DT sólo le quedan Rafael Santos Borré y Carlos Auzqui cómo únicos atacantes entre los inscriptos en la lista de buena fe para afrontar las semifinales de la Copa Libertadores. Por eso, aunque la primera respuesta desde el Sur fue que no quieren vender al experimentado delantero, la intención de River es seguir negociando e insistiendo para que el ex-Boca se sume de cara a los partidos clave ante Lanús.

Cvitanich tiene contrato con el Taladro hasta mediados del año que viene y si la postura de su club se mantuviera firme, la única forma de que se vaya a Núñez sería a través de su cláusula de rescisión, aunque parece poco probable que River desembolse 10 millones de dólares.

"Me preocupa si nos quedamos sin Darío, que es un hombre muy importante dentro del campo. Pero ya es una decisión más política de los dirigentes del club y seguramente compartida con el jugador", comentó el técnico de Banfield, Julio Falcioni, en declaraciones a TyC Sports, y agregó: "Cuando al jugador lo vienen a buscar por rendimiento... El club trata de prepararlos de la mejor manera, si el jugador se destaca, como lo ha hecho Darío, estará en una vidriera importante. Es un mérito de Darío, de haber venido, ponerse bien y ser apetecido por su fútbol por otros equipos. Pero las decisiones son dirigenciales y del jugador".

El Millonario tiene tiempo hasta 48 horas antes del choque de ida frente a Lanús -el 24 de octubre, en el Monumental- para realizar cambios en la lista de buena fe. La novela recién empieza.