Gago enfrentará a Boca por primera vez

Pintita será titular en Liniers ante el Xeneize y vivirá una experiencia que jamás había pensado transitar: enfrentar al club de sus amores.
Pintita será titular en Liniers ante el Xeneize y vivirá una experiencia que jamás había pensado transitar: enfrentar al club de sus amores.

No pensaba volver a jugar. Para él, la derrota y la lesión en la final ante River en Madrid habían sido el punto final. Después, la depresión: de no solo no querer seguir jugando a ni siquiera intentar recuperarse. "Me visitó Jorge Batista y me dijo que por lo menos lo haga para poder caminar bien", reconoció en una entrevista en Fox Sports. El click llegó cuando se reencontró con la pelota por intermedio de su hijo Mateo. "'¿Cuándo vas a volver a jugar, que quiero ir a la cancha'", cuenta que le preguntó. Ese fue el momento decisivo.

LAS FORMACIONES DE VÉLEZ Y BOCA

A Fernando Gago lo motivó el proyecto de su amigo Gabriel Heinze en Vélez. Un equipo joven con una identidad marcada y una propuesta acorde a su estilo de juego. Sin responsabilidades más allá de las futbolísticas, Pintita podía ser el salto de calidad de un equipo que ya sin él funcionaba a la perfección y que con él se jerarquiza. Jugó siete partidos, casi la mitad, de lo que va de la Superliga: cinco veces fue titular, dos suplente. Perdió uno, ante Defensa y Justicia, empató dos, ante Central Córdoba y Huracán, y ganó el resto.

El presente lo ve con protagonismo. Completó los 90 minutos en cinco de los siete encuentros disputados y esa es, por caso, la mejor noticia para él. La peor, tal vez, es que llegó el momento de enfrentar al que nunca pensó enfrentar: Boca.

Gago llegó a los ocho años a Casa Amarilla. Jugó 199 partidos oficiales y 234 contando amistosos. Convirtió ocho goles. Ganó nueve títulos. Es la venta más cara de la historia de la institución. El vínculo va más allá del sentir del chico que se crió en Ciudadela siendo hincha del club. Pero siempre hay una primera vez para todo y esta será la suya.

Qué leer a continuación