Gago, la clave de la remontada de Boca

Paolo Guerrero, Fernando Gago y Jorge Valdivia encabezan la lista de futbolistas que más dinero perciben por mes.

Cinco minutos fue lo que tardó Fernando Gago en demostrar por qué es determinante para Boca: apareció en campo rival, bien cerca del área de Arsenal, y la soltó en ventaja para Pavón, que a su vez se la dio a Benedetto para que la jugada termine en el primer gol del partido. Guillermo Barros Schelotto recuperó a su máximo exponente y, con él en la cancha, recuperó lo que le hacía falta en las últimas fechas.

Y es que el '5' le da todo lo que necesita. Porque si bien su puesto es el de volante central -por más que algunos digan que podría jugar mejor algunos metros más adelante-, también se mete entre los zagueros para ser salida y va a buscar la posición a tres cuartos de cancha para ser enlace entre el mediocampo y el ataque. Hace todo. Y lo hace todo bien.

Sus números (cedidos por Opta) reflejan su importancia: es el que más pases dio (121, casi más del doble que cualquier otro jugador en la cancha), el que más veces la tocó (134, duplicando también a sus colegas) y el que más veces recuperó el balón (11 veces). Pero más allá de lo que pueden reflejar las estadísticas duras, es también el trabajo sucio -ese que solo se puede ver en la cancha-, lo que lo hace imprescindible.

Es cierto que el rival no fue una medida a la altura de su nivel, pero Gago constantemente encontró los espacios para poder salir jugando desde el fondo. Cuando la pelota no pasa por él, él es la primera opción. Y cuando hay que volverla a tener, es el primero en ocupar las zonas para recobrarla. De hecho, es al que más veces se la dieron todos sus compañeros, excepto por Rossi, Peruzzi y Maroni. Por otro lado, sus mayores conexiones fueron con los otros dos mediocampistas (Wilmar Barrios y Bentancur), generando así la fluidez en el juego.

Quizá sea la ausencia de Ricardo Centurión la que más se sienta, pero la presencia de Pintita es la que le permite al Mellizo jugar como verdaderamente pretende.