Gabriel Deck será el 14º: números y curiosidades de todos los argentinos en la NBA

Xavier Prieto Astigarraga
·14  min de lectura
El festejo de Gabriel Deck
Prensa CABB

Gabriel Deck estará esta noche en el Chesapeake Energy Arena y, probablemente, juegue allí sus primeros minutos en la NBA. El santiagueño se convertirá en el 14º basquetbolista argentino que en la élite. Después de varios días transcurridos entre su salida de Real Madrid, el anuncio de su contratación por parte de Oklahoma City Thunder y este partido contra New Orleans Pelicans, “Tortuga” está disponible para el encuentro que comenzará a las 22 de Buenos Aires. ¿Será suplente? Es lo más factible. ¿Jugará? Es posible, pero no seguro.

En todo caso, Oklahoma City no tiene mucho por perder, ya que marcha 13º en la Conferencia del Oeste (21 victorias, 41 caídas, 33,9% de efectividad), ya fuera de toda chance de alcanzar los playoffs y pensando más en los torneos venideros que en el que se le termina: le quedan 10 compromisos antes de las vacaciones. Eso durará esta primera temporada, de las cuatro que tiene firmadas, para Gabriel Deck, que a los 26 años llega al ámbito que anhelaba de chico cuando jugaba con su hermano en Colonia Dora. El ex Oklahoma City Arena, inaugurado en 2002 después de tres años de obras y de 89.000.000 de dólares de gastos, tendrá una enorme mayoría de su aforo vacía. Un contexto de baja presión para “Tortuga”, que a esta altura de su carrera, como figura de la selección argentina y con pasos por Real Madrid, San Lorenzo y Quimsa, no debería encandilarse con las luces de la mejor liga del mundo.

Expectativa argentina, ayer, en Twitter

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y menos en un equipo que está en reconstrucción, que apuesta a mediano plazo. Pero que tiene su historia. Para las estadísticas de la NBA, la franquicia Oklahoma City Thunder (OKC) y su antecesora Seattle SuperSonics son lo mismo salvo por un cambio de nombre (aunque hubo una mudanza de ciudad, una modificación de los colores y una venta a nuevos propietarios). Si las toma como una misma organización, la entidad registra 54 temporadas en la NBA –incluida la actual–, 2348 triunfos y 2002 reveses, con 54% de eficiencia; en 32 de los 53 certámenes anteriores accedió a playoffs, y cosechó un solo título de campeón, en 1979 (siendo aún Seattle).

La bienvenida oficial de Oklahoma City a Gabriel Deck en redes sociales, hace varios días.
https://twitter.com/okcthunder


La bienvenida oficial de Oklahoma City a Gabriel Deck en redes sociales, hace varios días. (https://twitter.com/okcthunder/)

La agenda de Oklahoma City y Gabriel Deck

  • Jueves 29/4, a las 22 de Buenos Aires, vs. New Orleans Pelicans (como local).

  • Sábado 1/5, a las 21, vs. Indiana Pacers (local).

  • Domingo 2/5, a las 21, vs. Phoenix Suns (local).

  • Martes 4/5, a las 21, vs. Sacramento Kings (local).

  • Jueves 6/5, a las 23, vs. Golden State Warriors (como visitante).

  • Sábado 8/5, a las 23, vs. Golden State Warriors (visitante).

  • Domingo 9/5, a las 23, vs. Sacramento Kings (visitante).

  • Martes 11/5, a las 23, vs. Sacramento Kings (visitante).

  • Viernes 14/5, a las 21, vs. Utah Jazz (local).

  • Domingo 16/5, en hora por establecer, vs. Los Angeles Clippers (local).

A la misma hora que la del encuentro de OKC estará empezando Denver Nuggets vs. Toronto Raptors, muy posiblemente con Facundo Campazzo una vez más como titular. Al debutar el 23 de diciembre de 2020 en la liga de Estados Unidos, el cordobés antecedió por cuatro meses a Deck, que al parecer no será por mucho tiempo el argentino más nuevo en la NBA: Luca Vildoza estaría próximo a ser contratado por New York Knicks y llevaría a la decena y media la cantidad de compatriotas que habrán sido parte del más jerarquizado torneo del mundo.

Oklahoma City. Mudanza, peleas y promesas: cómo fue y es el equipo en el que jugará Deck

Esa historia empezó el 31 de octubre de 2000, una noche en la que se estrenaron dos argentinos. Por unos minutos, Juan Ignacio “Pepe” Sánchez, de Philadelphia 76ers y en el legendario y neoyorquino Madison Square Garden, se anticipó a Rubén Wolkowyski y se transformó en el pionero de una saga celeste y blanca de frondoso bagaje estadístico. Que, repasado con detalle, entrega algunas curiosidades dignas de ser mencionadas.

Los 13 argentinos que hasta ahora tuvieron acción en la NBA se desempeñaron en 22 equipos: Philadelphia 76ers, Atlanta Hawks, Detroit Pistons, Seattle SuperSonics (extinto), Boston Celtics, San Antonio Spurs, Houston Rockets, Phoenix Suns, Indiana Pacers, Toronto Raptors, Brooklyn Nets, Chicago Bulls, Sacramento Kings, Washington Wizards, Portland Trail Blazers, Detroit Pistons, Milwaukee Bucks, Charlotte Bobcats (hoy, Hornets), New York Knicks, Los Angeles Clippers, Orlando Magic y Denver Nuggets. Como las organizaciones actuales de la National Basketball Association son 30, hay varias en las que todavía ningún albiceleste participó: Los Angeles Lakers, Golden State Warriors (Pepe Sánchez integró el plantel en 2003, pero no jugó), Utah Jazz, Memphis Grizzlies, New Orleans Pelicans, Minnesota Timberwolves (hoy tiene como entrenador asistente a Pablo Prigioni), Cleveland Cavaliers, Miami Heat y... Oklahoma City. Muy pronto esta última cambiará de lista, claro.

Campazzo. El primer 'doble-doble', récord de puntos y una ovación para siempre

¿Cuáles son las que más jugadores del país campeón olímpico de 2004 y mundial de 1950 reclutaron? Hay tres: San Antonio, que contó con Emanuel Ginóbili, Fabricio Oberto y Nicolás Laprovittola; Houston, que tuvo a Luis Scola, Carlos Delfino y Pablo Prigioni, y Detroit, cuya camiseta defendieron Delfino, Pepe Sánchez y Walter Herrmann. No muchos estados de EE. UU. tienen más de un conjunto, pero hay uno que posee tres y todos ellos contaron con argentinos: Texas. El distrito conocido por el campo y el petróleo reúne a San Antonio, Houston y Dallas Mavericks, que vio pasar a Nicolás Brussino.

¿Otro argentino en la NBA? Luca Vildoza está cerca de firmar con New York Knicks

De los 13 integrantes de esa legión argentina, cuatro fueron hombres de una sola camiseta: Ginóbili, Laprovittola (San Antonio), Patricio Garino (Orlando) y Campazzo (Denver), aunque con la salvedad de que los tres últimos protagonizaron pocos partidos (18 Nico, 5 Pato y 56 Facu; claro que éste se halla en actividad). ¿Y quién vistió más colores? Un jugador importante, bastión del seleccionado nacional: Scola, que anduvo por cinco organizaciones (Houston, Phoenix, Indiana, Toronto y Brooklyn).

Llamativamente, cuatro de los 13 (30%) dejaron la NBA y tuvieron la fortuna de volver. Sánchez pasó por Grecia, Wolkowyski se fue a Rusia y Andrés Nocioni hizo una incursión por la Liga Nacional, en Peñarol. Pero los tres pagaron un precio al regreso: jugaron muy poco tiempo más y se marcharon definitivamente. El restante, Delfino, sí permaneció un buen tiempo más en Estados Unidos, luego de un desafortunado año en Rusia.

En 2007, con San Antonio Spurs y su amigo Manu Ginóbili, Oberto sumó un nuevo título a su trayectoria: campeón de la NBA. El cordobés dejó grabado su nombre en la historia del equipo de Texas. “Cada vez que llego a San Antonio, me reciben de la mejor manera. Me siento en casa”, dice
Nathaniel S. Butler/NBAE via Getty Images;


Fabricio Oberto y Emanuel Ginóbili, los únicos argentinos campeones de la NBA: levantaron el trofeo Bill Russell en 2007. (Nathaniel S. Butler/NBAE via Getty Images;/)

A nadie puede sorprender que Ginóbili, que permaneció 16 temporadas en la competencia, sea quien más logros cosechó. Colectivamente, cuatro anillos de campeón, de los cuales uno consiguió junto a Fabricio Oberto. E individualmente, dos actuaciones en el Partido de las Estrellas (2005 y 2011), dos selecciones en el equipo ideal de la temporada (2007/08 y 2010/11), una mención como mejor sexto hombre –suplente– (2007/08) y una en el equipo ideal de novatos (2002/’03). En este último lauro fue igualado por dos compatriotas: Herrmann (2006/07) y Scola (2007/08).

De los 12 miembros puros de la Generación Dorada, los campeones olímpicos de Atenas 2004, ocho llegaron a conocer desde dentro la NBA: Ginóbili, Scola, Nocioni, Oberto, Sánchez, Wolkowyski, Delfino y Herrmann; Alejandro Montecchia, Hugo Sconochini, Leonardo Gutiérrez y Gabriel Fernández vencieron a Estados Unidos en Grecia en esos juegos pero nunca llegaron a tomar parte en su liga. Y entre los 13 argentinos que sí lo hicieron, siete se dieron el gusto de saborear la porción más atrapante, los playoffs. Fueron seis dorados (Ginóbili, Scola, Nocioni, Oberto, Delfino y Herrmann) y un bronceado, Prigioni, que contribuyó al tercer puesto olímpico de Pekín 2008. Campazzo se incorporará en breve a ese lote de privilegiados en los cruces eliminatorios mano a mano.

Los números argentinos globales históricos en la NBA

En total, la legión albiceleste en la liga más importante del planeta acumula más de 4000 partidos y 93.000 minutos de acción. Con una media de 9,5 tantos por encuentro y porcentajes de tiro más bien estándar como datos destacados, registra estas estadísticas a lo largo de sus 20 dos décadas –interrumpidas– de participación.

  • Partidos: 4212.

  • Minutos: 93.011.

  • Titularidades: 1565.

  • Dobles: 10.716 acertados sobre 21.883 intentados; 48,9% de eficacia.

  • Triples: 3693 acertados sobre 10.091 intentados, 36,5% de efectividad.

  • Libres: 7680 acertados sobre 9692 intentados; 79,2% de eficiencia.

  • Puntos: 40.191; promedio de 9,5 por partido.

  • Rebotes: 16.574, a razón de 3,9 por actuación.

  • Asistencias: 9209; media de 2,1 por encuentro.

  • Pérdidas: 5788, es decir, 1,3 por juego.

  • Robos: 3416, equivalentes a 0,8 por cotejo.

  • Bloqueos: 1090, en proporción de 0,2 por partido.

La Argentina, finalista del Mundial de básquetbol y modelo de conducta.
Greg Baker


La Argentina festeja el pase a la final en el Mundial China 2019; una estela dejada por la Generación Dorada. (Greg Baker/)

Un vistazo uno por uno a los 13 protagonistas

De Pepe Sánchez a Facu Campazzo, cada uno de los argentinos que precedieron a Gabriel Deck tiene su historia personal y algún dato llamativo.

  • Pepe Sánchez (Philadelphia, Atlanta, Detroit): quedó como el precursor. Nunca fue titular y, siendo perimetral, realizó un solo intento de triple –fallado– en sus 38 actuaciones; además, apenas lanzó 2 libres (convertidos). Lo mejor: posee el doble de robos (16) que de pérdidas (8) y una estupenda proporción de pases-gol (49) sobre cesiones de balón al rival (8): 6,1 veces.

  • Rubén Wolkowyski (Seattle, Boston): por unos minutos su estreno contra Vancouver Grizzlies en Canadá fue posterior al de Sánchez. Ninguno de los dos equipos de su debut existe actualmente como tal (Grizzlies está en Memphis y Seattle SuperSonics dio lugar a Oklahoma City Thunder). “Big Rub” (”Gran Rub”) se apuntó una sola titularidad. Tras volver de una temporada en Rusia, jugó en el equipo más ganador de anillos de la historia, Boston, que recién en 2020 fue alcanzado por Lakers (17 conquistas).

  • Emanuel Ginóbili (San Antonio): con 16 temporadas y 1275 presencias, posee todos los números absolutos más altos entre los representantes de su país. Está quinto en la lista de tripleros en playoffs de todos los tiempos (324), pero su eficiencia está en el promedio de la liga (35,8%). Sus 17.097 puntos totales y sus cuatro coronas parecen fuera de alcance para un argentino.

Chapu Nocioni fue muy querido por los hinchas de Chicago Bulls; además de su corazón, les entregó buenas producciones en todas las facetas técnicas; quedó como el tercer argentino en efectividad en triples.
Chapu Nocioni fue muy querido por los hinchas de Chicago Bulls; además de su corazón, les entregó buenas producciones en todas las facetas técnicas; quedó como el tercer argentino en efectividad en triples.


Chapu Nocioni fue muy querido por los hinchas de Chicago Bulls; además de su corazón, les entregó buenas producciones en todas las facetas técnicas; quedó como el tercer argentino en efectividad en triples.

  • Andrés Nocioni (Chicago, Sacramento, Philadelphia): el tercero en cifras absolutas. Muy querido en Chicago, donde mostró su garra –como en cada equipo que lo poseyó– y donde pasó lo mejor de sus 8 temporadas. Tras ayudar durante un breve lapso a Peñarol a consagrarse en la Liga Nacional, regresó a Philadelphia, estuvo poco tiempo y se fue a Real Madrid para cerrar a lo grande, con varias conquistas y alta figuración, su carrera.

  • Carlos Delfino (Detroit, Toronto, Milwaukee, Houston): después de Ginóbili, Scola y Nocioni, el que más jugó, superando el medio millar de presencias (548). Pero es el segundo en intervenciones en playoffs (5 veces). Tuvo aportes correctos, sin descollar ni trastabillar en ningún rubro. Pero la pasó mal fuera de la cancha: una concusión (golpe en la cabeza) lo tuvo mucho tiempo inactivo y muy a maltraer psicológicamente, y más tarde, lo que parecía un dolor pasajero al caer tras una volcada terminó siendo una fractura en un pie que le demandaría innumerables operaciones y le provocaría un lento adiós a la NBA.

Carlos Delfino pasó ocho temporadas en la NBA y se clasificó cinco veces para playoffs.
Archivo


Carlos Delfino pasó ocho temporadas en la NBA y se clasificó cinco veces para playoffs. (Archivo/)

  • Fabricio Oberto (San Antonio, Washington, Portland): así como pasó por la liga de Estados Unidos sin acertar triples –en apenas 5 tentativas–, el cordobés fue el más eficaz de los argentinos en dobles, con 58,2%. Pero su mayor satisfacción es, por supuesto, el anillo de campeón de 2007, con el plus de haberlo logrado con su amigo Ginóbili. Una anomalía cardíaca lo retiró en Portland cuando al cordobés le quedaba algún cartucho por disparar.

  • Walter Herrmann (Charlotte, Detroit): si bien nunca fue reconocido como un tirador, resultó el más eficiente de su país en triples, con 38,4% de efectividad, y colectó un muy buen 51,1% en dobles, por encima de Scola y Ginóbili, por ejemplo. Sin embargo, tenía pocos minutos y por eso sus números absolutos eran bajos. Duró apenas tres campeonatos en la liga.

  • Luis Scola (Houston, Phoenix, Indiana, Toronto, Brooklyn): es el único de los 13 albicelestes que cuenta más titularidades (533) que suplencias (258), con 67,3% de participaciones desde el inicio. Largamente el mayor rebotero, con 6,5 de media. El argentino que más conjuntos integró es también el segundo en cantidad de torneos jugados (10), partidos (791) y tantos (11,7).

Houston Rockets frente a Los Angeles Lakers Mayo 2009
Danny Moloshok


Luis Scola es el argentino que pasó por más equipos: cinco; la de Houston, que duró cinco años y en la que era titular, fue su mejor etapa en la NBA. (Danny Moloshok/)

  • Pablo Prigioni (New York, Houston, Clippers): el debutante más viejo en la historia de la NBA, que se puso a la cabeza de un top ten que ya incluía a Oberto (ahora 7º en esa lista). Sorprendió al ser contratado por New York Knicks a sus 35 años. Con muy buenos porcentajes de lanzamientos en general y más robos (268; llegó a hacer 8 en un encuentro) que pérdidas (257), se mantuvo cuatro temporadas en la elite del básquetbol. Un recuerdo grato: la ovación individual, por su nombre de pila –algo raro en la liga–, que alguna vez le ofrendó el Madison Square Garden. Hoy es asistente técnico en Minnesota.

El novato de mayor edad en la historia de la National Basketball Association: Pablo Prigioni se estrenó a los 35 años en la mejor liga de todas, pero venía de ser figura en la española; rindió bien como suplente y continuó hasta los 39.
El novato de mayor edad en la historia de la National Basketball Association: Pablo Prigioni se estrenó a los 35 años en la mejor liga de todas, pero venía de ser figura en la española; rindió bien como suplente y continuó hasta los 39.


El novato de mayor edad en la historia de la National Basketball Association: Pablo Prigioni se estrenó a los 35 años en la mejor liga de todas, pero venía de ser figura en la española; rindió bien como suplente y continuó hasta los 39.

  • Nicolás Laprovittola (San Antonio): en un ambiente ideal, junto a Ginóbili en Spurs, duró muy poco tiempo pese a su alta eficacia en tiros. Protagonizó apenas 18 partidos. Una curiosidad: embocó tantos dobles como triples: 10 de cada.

Manu reveló que se sitnió feliz e ilusionado con las llegadas de Laprovittola y Garino a los Spurs
Manu reveló que se sitnió feliz e ilusionado con las llegadas de Laprovittola y Garino a los Spurs


Manu reveló que se sitnió feliz e ilusionado con las llegadas de Laprovittola y Garino a los Spurs

  • Patricio Garino (Orlando): el único argentino que pasó por la NBA sin anotar siquiera un punto. Como Laprovittola, conoció el mundo Spurs, porque la franquicia lo eligió, pero a él lo derivó a la Liga de Desarrollo y, poco más tarde, a Orlando Magic. En Florida acumuló apenas 43 minutos de juego en total (en 5 actuaciones), menos que los 48 de un cotejo completo. Un final infeliz para quien, como Pepe Sánchez, se había educado en una universidad estadounidense esperanzándose con un futuro en la gran liga.

  • Nicolás Brussino (Dallas, Atlanta): otro actor de fugaz presencia en la elite de este deporte. Con un físico alto pero poco desarrollado, se desempeñó como escolta y anduvo errático en los triples. Al cabo de 58 compromisos, desembocó en Europa. Encontró en la liga española su lugar.

  • Facundo Campazzo (Denver): arribó ante miradas desconfiadas pese a ser estrella en el mejor conjunto europeo, Real Madrid. Comenzó con poca participación y en una función, la de tirador, que no es la suya natural. Favorecido por lesiones de compañeros, pasó a actuar como lo que es, un base, y ahora es el dueño de la conducción del equipo, al menos hasta que reaparezca Jamal Murray. Posee más robos (60) que pérdidas (58) y, sin ser un buen lanzador, por ahora blande el mejor porcentaje en libres (85,4) entre los 13 argentinos de la NBA. Cayó bien en Denver y ya fue aclamado. Protagonizará los playoffs en su temporada de novato.

La Confederación, palpitando el estreno de una figura del seleccionado

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Con esos antecedentes en celeste y blanco saltará el santiagueño Deck a la cancha esta noche, si en definitiva le tocare. Como para nutrir la historia argentina en la NBA, escribiendo la suya propia.