Futbolista deja el partido para irse a casar

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 31 (EL UNIVERSAL).- Fue un profesional a medias. El jugador del Jorge Wilstermann de la primera división de Bolivia tenía programado un fuerte compromiso el día que se iba a casar. Debía jugar un poco del partido con su equipo, y como no podía partirse en dos y los compromisos eran inaplazables, decidió cumplir con ambos.

Gílbert Álvarez, atacante del Jorge Wilstermann, inició como titular ante el Oriente Petrolero el juego del domingo pasado en la liga boliviana, pero para la segunda parte fue sustituido. Tenía que tomar el avión desde Cochabamba hasta Santa Cruz para contraer matrimonio.

Se puede decir que todo acabó bien, el Wilstermann ganó 3-1y el enamorado llegó a su vida y le cumplió a la novia. Final feliz.

Qué leer a continuación