Fue niño de la calle y hoy ha adoptado a un chico dos veces abandonado por sus padres

Yahoo Noticias

Tony ha tenido una niñez difícil y dolorosa. Nada se sabe de sus padres biológicos y desde los dos años de edad ha vivido en hogares de acogida.  A los 4 años fue adoptado por una pareja en  Oklahoma y pareció que el pequeño tendría finalmente una familia y una estabilidad.

Pero fue efímero. Cuando Tony tenía 11 años, de acuerdo al relato del programa de televisión Good Morning America, sus padres adoptivos lo abandonaron sin explicación en un hospital y no han  vuelto a tener contacto con  el chico.

Tony volvió entonces nuevamente a ser colocado en un hogar de acogida. Peter Mutabazi ya había recibido menores en su casa durante tres años y en enero de 2018 aceptó la petición de dar albergue a Tony por un par días en su casa de Charlotte, Carolina del Norte.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio
Peter Mutabazi y Tony, él día en que el chico fue adoptado formalmente por su benefactor, quien en su niñez fue niño de la calle. (Instagram/fosterdadflipper)
Peter Mutabazi y Tony, él día en que el chico fue adoptado formalmente por su benefactor, quien en su niñez fue niño de la calle. (Instagram/fosterdadflipper)

Pero cuando Peter se enteró de la historia de Tony se conmovió hondamente y decidió ofrecerle al niño una nueva esperanza. “Yo  estaba llorando, pensando quién puede hacer esto [abandonar a un niño como hicieron sus padres adoptivos]… Y cuando supe que los derechos de paternidad les habían sido retirados… yo me quedé con él”, contó Peter.

Peter tuvo también una infancia ruda. Nació en Uganda y a los 10 años huyó de su casa, donde sufría abusos, y logró después encontrar a una nueva familia que lo ayudó a salir adelante, aunque vivían en severa pobreza. “Yo crecí entre los más pobres de los pobres en el planeta… Donde nadie me dijo que soñara pues no había futuro para mí”, contó el hombre.

Peter se mudó años después a Estados Unidos, trabaja para una organización no lucrativa que apoya a niños que viven en áreas vulnerables y, con base en ese espíritu ha recibido en su casa  a 12 niños en el sistema de hogar de acogida. Fue niño de la calle y ahora él da hogar a menores en necesidad.

Peter se naturalizó estadounidense y en Estados Unidos se ha dedicado a dar a niños, en su hogar y en su trabajo, el futuro que a él se le negó en su infancia.

En su cuenta de Instagram, que Peter titula con la leyenda “De niño de la calle a padre de acogida”, se documenta su labor en apoyo de esos niños y cuenta con cerca de 19,000 seguidores.

Pero entre todos los niños que él ha recibido, Tony ha sido especial.

“Él es el niño más bueno y listo que jamás he tenido… Desde el primer día me ha llamado papá y él lo dice en serio… Se enorgullece de que nos vean juntos en su escuela y dice ‘hey, él es mi papa’. Es algo que amo de él”, dijo Mutabazi a Good Morning America.

Ellos se han vuelto inseparables y, finalmente, en noviembre de 2019, Peter adoptó legalmente a Tony y se convirtieron formalmente en  una familia. El trauma del abandono calaba fuerte en el chico, pero la propia historia de Peter le dio una empatía y un entendimiento que les ha permitido establecer una conexión muy singular.

Hoy viven juntos como padre e hijo, disfrutando de su mutua compañía mientras Peter ayuda a Tony a crecer y construir su propia persona. Y ambos, señala Good Morning America, quieren abrir a más niños el hogar y la esperanza que ya han construido y se disponen a, dentro de poco, recibir a un nuevo niño en su hogar, de acuerdo al citado programa.

El amor y la bondad que ellos han sembrado ha florecido y busca ampliarse solidariamente.

Qué leer a continuación