La clínica aún le cobra las consultas en las que fue abusada sexualmente por Larry Nassar

Por Luis Urbano

La corte sigue escuchando testimonios de algunas de las víctimas del Dr. Larry Nassar, quien abusó sexualmente a decenas de jóvenes gimnastas estadounidenses. Entre las más recientes declaraciones, resalta la de Emma Ann Miller. Una chica de apenas 15 años de edad armada con una gran valentía.

”Probablemente nunca hablarás con una mujer otra vez, al menos que sea una con una pistola” declaró Miller en la corte frente al acusado. Además, le pidió a Nassar que ayudara a desenmascarar a todos los que sabían de su comportamiento y nunca dijeron nada. ”Como una de tus últimas acciones en público, ayuda a alguien de verdad. Por favor, Larry. Ayuda a mis hermanas”.

Miller no titubeó en ningún momento a pesar de la presencia en la sala de Larry Nassar, acusado de abusar de unas 100 jóvenes. Fue contundente y cerró su testimonio contra Nassar pidiéndole al Juez que lo condene a 125 años de prisión.

Emma Ann Miller (Foto: Reuters)
Emma Ann Miller (Foto: Reuters)

Tras ‘encargarse’ de Nassar, Miller también dejó claro que no le teme en lo absoluto a la Clínica Deportiva de Michigan State (MSU Sports Clinic), donde el acusado estuvo empleado hasta septiembre del 2016 y de donde la familia Miller aún recibe facturas de las consultas que la joven Emma tuvo entonces con Nassar.

Sí, no es broma. Miller, parada junto a su madre, le dijo a la corte que la Clínica aún les está cobrando por las consultas durante las cuales fue abusada sexualmente. Todo esto sabiendo además que al menos 14 empleados de MSU tenían conocimiento sobre el comportamiento de Nassar desde 1997.

”¿Me escuchas MSU?” dijo Miller. ”No te oigo. ¿me escuchas? Mi nombre es Emma Ann Miller, tengo 15 años de edad y no te tengo miedo, ni lo tendré jamás”.

También te puede interesar:

Larry Nassar, de eminencia médica a depredador sexual sin escrúpulos

Casos de abuso en el deporte: otra gimnasta acusa a Larry Nassar

Médico de gimnastas en Michigan acusado de abuso sexual

Qué leer a continuación